Fenilbutazona + dexametasona

Puede causar daño fetal administrado a mujeres embarazadas. La paciente debe ser advertida del daño potencial para el feto.
lactancia: evitar

Sistema musculoesquelético  >  Antiinflamatorios y antirreumáticos  >  Antiinflamatorios/antirreumáticos en combinación  >  Antiinflamatorios y antirreumáticos en combinación con corticosteroides


Mecanismo de acción
Fenilbutazona + dexametasona

Fenilbutazona es un AINE con acción analgésica, antiinflamatoria y antipirética. La dexametasona es un corticoesteroide con una potente acción antiinflamatoria e inmunosupresora.

Indicaciones terapéuticas y Posología
Fenilbutazona + dexametasona

Fenibutazona/dexametasona. Oral: 200-300/1-1,5 mg, 2-3 veces/dia. en el caso de padecimientos reumáticos se debe individualizar la dosis en cada paciente y patología particular, buscando la dosis mín. indispensable para obtener mejoría sintomática y limitar su uso a tto. de corto plazo; en artritis reumatoide dosis de 2-3 grageas/dia en tomar repartidas durante 1 a 2 sem; en espondilitis anquilosante puede iniciarse con 1 gragea/día y aumentar si es necesario a una cada 12 h o cada 8 h sin exceder de 3 al dia; en el tto. de gota aguda la dosis es de 1-2 grageas/6 h hasta que el ataque agudo disminuya, lo cual ocurre generalmente en los primeros 3 dias; el uso en alteraciones musculoesqueléticas debe enmarcarse dentro de los límites de dosificaciones recomendadas que oscilan de 1-4 grageas al dia en dosis divididas. Si tras una sem de tto no hay respuesta favorable, debe discontinuarse la terapéutica.

Contraindicaciones
Fenilbutazona + dexametasona

No debe emplearse en pacientes con enf. gastrointestinales; pacientes con enf. renal, cardiaca, HTA, tiroidea o hematopoyética; disfunción hepática; pacientes con terapia anticoagulante; no se administrará cuando exista hipersensibilidad a los componentes de la fórmula; la dexametasona tiene efecto inmunosupresor por ello esta contraindicado en pacientes con micosis sistemicas, procesos infecciosos y concomitante con administración de vacunas vivas.

Advertencias y precauciones
Fenilbutazona + dexametasona

No utilizar en niños menores de 14 años; no debe ser prescrito durante periodos prolongados debido al potencial tóxico; interrumpir el tto. si aparece fiebre, faringitis u otras lesiones de la boca, erupciones cutaneas, prurito, ictericia, incremento de peso o melena.

Insuficiencia hepática
Fenilbutazona + dexametasona

Contraindicado en disfunción hepática.

Insuficiencia renal
Fenilbutazona + dexametasona

Contraindicado.

Interacciones
Fenilbutazona + dexametasona

Aumenta la concentración de warfarina en plasma si se aumenta conjuntamente; la definilhidantoina, el fenobarbital, la efedrina y la rifampicina pueden acelerar la eliminación metabólica de la dexametasona con la consiguiente disminución de su concentración sanguínea y de su actividad terapéutica; cuando se administra al mismo tiempo corticosteroides y diuréticos que aumentan la excreción de potasio, se debe vigilar cuidadosamente la posible aparición de hipopotasemia.

Embarazo
Fenilbutazona + dexametasona

No debe emplearse durante el embarazo.

Lactancia
Fenilbutazona + dexametasona

Dexametasona y fenilbutazona aparecen en la leche materna. No debe emplearse durante la lactancia.

Reacciones adversas
Fenilbutazona + dexametasona

En cuanto a la fenilbutazona: erupción cutanea, reacción de hipersensibilidad similar a la enf. del suero; los efectos graves incluyen úlcera péptica o su reactivación, reacciones de hipersensibilidad como síndrome de Stevens-johnson, estomatitis ulcerosa, hepatitis, nefritis, anemia aplásica, leucopenia y agranulocitosis; en cuanto a la dexametasona se han observado aumento de frecuencia y gravedad de osteoporosis, lo mismo que las fracturas vertebrales y la osteonecrosis avascular que afecta a la cabeza del femur; su uso puede disminuir la resistencia a infecciones; I.R. aguda si se suspende de manera brusca el tto. prolongado; aparecen complicaciones por un uso continuado de esteroides: anormalidades de liquidos, HTA, hiperglucemia, incremento de la sensibilidad a infección, osteoporosis, miopatia, alteracionies conductuales, cataratas, interrupción del crecimiento, redistribucion de grasa, estrías, equimosis, acné e hirsutismo y posible riesgo aumentado de úlceras pépticas.


Fuente: COFEPRIS

Monografías Principio Activo: 01/01/2015