El Hospital HLA Mediterráneo incorpora a su cartera de servicios la Medicina Hiperbárica

VADEMECUM - 24/03/2021  INDUSTRIA MÉDICA

La oxigenoterapia es un tratamiento a base de oxígeno. El oxígeno es un alimento fundamental que nos proporciona la vida y la salud. Cuando existe un déficit de oxígeno se traduce en un mal funcionamiento del organismo o parte de él.

El Hospital HLA Mediterráneo incorpora a sus servicios la Medicina Hiperbárica, la especialidad médica que basa su praxis en el uso del oxígeno 100%, puro que, al administrarlo al paciente en una cámara especial, aumenta hasta 23 veces el oxígeno en sangre actuando como un medicamento.

La mayoría de las enfermedades son generadas o cursan con hipoxia (falta de oxígeno) en la sangre, células y tejidos que componen nuestro organismo comprometiendo, retrasando o impidiendo la recuperación. El aumento de oxigeno plasmático originado en la cámara es accesible y eficaz aportando un complemento energético para el organismo que actuará en la zona afectada.

“Cuando un paciente llega a nuestra consulta, pasa una valoración y evaluación médica y, a tenor de su patología y el estado de evolución de la misma, se personaliza el tratamiento de oxigenoterapia hiperbárica (OHB) más adecuado para su recuperación”, detalla el Dr. Alberto Lafarga especialista de la Unidad de Medicina Hiperbárica del HLA Mediterráneo, “esta terapia ofrece una alternativa complementaria para combatir cuadros con patologías de difícil resolución, mejorando y acortando los tiempos de tratamiento”.

Si bien esta terapia se ha hecho popular de la mano de deportistas y personalidades públicas para su recuperación tras intensas sesiones de actividad física, su aplicación terapéutica es altamente beneficiosa para tratar numerosas dolencias, como indica el profesional del HLA en Almería. “Además de su uso en deportes, accidentes de buceo y rehabilitación, se utiliza fundamentalmente para el tratamiento de cirugía reconstructiva, oftalmología, dermatología, traumatología, cualquier patología vascular; tratamiento de ulceras y heridas crónicas con riesgo de amputación como el pie diabético y su prevención, hematología, audiología, neurología, medicina y cirugía estética, gastroenterología y enfermedades del pulmón, así como en pacientes de la unidad de quemados, cirugía plástica y reparadora; incluyendo cicatrices complicadas tras intervenciones quirúrgicas, lesiones por radiación,  fibromialgia, dolor neuropático o patologías infecciosas e inflamaciones específicas (de hueso o intestino)”.

Beneficios físicos y psicológicos

Gracias a la hiperoxigenación de todos los tejidos y fluidos corporales que se consiguen en la cámara hiperbárica, se propicia, entre otros, el aumento de la formación de vasos sanguíneos, la aceleración de la cicatrización de las heridas, el control de las infecciones o la activación y estimulación de la producción de células madre.

También es importante diferenciar, la eficacia del tratamiento bajo prescripción médica especializada, “ya que algunos equipamientos no son cámaras hiperbáricas para uso sanitario, por no usar oxígeno medicinal (99.9%), ni alcanzar las presiones óptimas para tratamiento en las cuales se fundamentan todos los estudios médicos y científicos publicados”, destaca el Dr. García Del Águila, director médico de HLA Mediterráneo.

Tal como explica el Dr. Lafarga “todo esto se traduce en unos efectos físicos y psicológicos para el paciente que le ayudarán en mejorar su rendimiento, sensación de bienestar, aumento de la concentración y diminución del estrés. Es decir, una sesión en la cámara hiperbárica es una carga de energía extra para el organismo”.

Además de la puesta en marcha de la unidad en HLA Mediterráneo, el Grupo HLA ya cuenta con otras unidades de Medicina Hiperbárica en HLA El Ángel (Málaga) y HLA Universitario Moncloa (Madrid).

Fuente: Cícero Comunicación

Enlaces de Interés
Entidades:
HLA Grupo Hospitalario
 
Enfermedades:
Hipoxia

Última Información