11/06/2018 | PUBLICACIONES

Una vez al año es necesario revisar tus lunares mediante dermatoscopia digital

Es una técnica no invasiva, indolora y muy rápida

Los lunares, también llamados nevus melanocíticos, son pequeñas acumulaciones de células pigmentadas en la piel. La mayoría de personas tienen en su cuerpo entre 10 y 40 lunares con una gran variedad de formas y tamaños. Algunos son congénitos y otros adquiridos.

La revisión de lunares es uno de los mejores métodos para prevenir o diagnosticar precozmente un melanoma. Como afirma la Dra. Mayte Truchuelo, dermatóloga del Instituto Dermatológico de Vithas Internacional, “es necesario inculcar en los pacientes el hábito de la autoexploración. Además, una vez por año se debe visitar al dermatólogo para realizar una revisión de lunares mediante dermatoscopia digital”.

La dermatoscopia digital permite realizar un registro fotográfico de los lunares del cuerpo del paciente con el objetivo de detectar, en las siguientes revisiones, si se han producido cambios o han salido lunares nuevos. En caso de sospecha, ante cualquier signo de alerta, habrá que estudiar ese lunar. Incluso, en algunos casos, será necesario extirparlo.

“Las ventajas de la dermatoscopia digital es que es una técnica no invasiva, indolora y rápida, que permite al dermatólogo interpretar la imagen dermatoscópica en base a una serie de signos para saber si se trata de una lesión normal o de alto riesgo, en cuyo caso habrá que vigilar o, incluso, extirpar y realizar un análisis patológico para confirmar si se trata de una lesión maligna”, señala la Dra. Truchuelo.

Las encuestas reflejan que hasta un 30% de los españoles no ha acudido nunca a la consulta dermatológica, incluso teniendo antecedentes de cánceres de piel en la familia. La revisión de lunares se recomienda a todo el mundo, pero “es especialmente importante en personas con antecedentes de cáncer de piel, sobre todo de tipo melanoma, en aquellas que presentan fototipos claros, en quienes tienen muchos lunares, si han sufrido quemaduras solares y pacientes en tratamiento con fármacos inmunosupresores, que bajan las defensas de la piel y pueden predisponer en ciertos casos a desarrollar cáncer de piel”, apunta la especialista. Vithas Internacional pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 27 centros médicos.

La regla del ABCDE

El diagnóstico precoz del cáncer de piel es fundamental y una parte esencia es la revisión de lunares, pecas, manchas o cualquier cambio que se aprecie en la piel. Como explica la Dra. Truchuelo, la llamada “regla del ABCDE” nos da una serie de pistas a la hora de sospechar de la posible malignidad de un lunar o mancha:

·  La A es la asimetría: debemos sospechar ante lunares asimétricos.

· La B hace referencia a los bordes irregulares.

· La C, del color, incide en la importancia de prestar atención a los cambios de color o a los lunares de color muy negro.

·  La D corresponde al diámetro: es necesario vigilar aquellos lunares con un diámetro mayor de 6mm.

· La E, de evolución, por la importancia de vigilar a cualquier cambio, ya sea picor, sangre, lunares que crecen, etc.

Ante la presencia de alguna de estas características es necesario acudir a consulta con el dermatólogo, ya que suponen un riesgo mayor.

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más peligroso. En España afecta cada año a 4000 personas.

 

Fuente: Vithas Internacional

Enlaces de Interes
Entidades:
Vithas
 

Noticias