Diflucortolona + neomicina + isoconazol

lactancia: precaución Lactancia: precaución
lactancia: precaución

Dermatológicos  >  Preparados dermatológicos con corticosteroides  >  Corticosteroides en asociación con antibióticos  >  Corticosteroides potentes en asociación con antibióticos


Mecanismo de acción
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

Glucocorticoide, antibiótico y antimicotico de uso tópico.

Indicaciones terapéuticas
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

Indicado para el tratamiento de dermatosis inflamatorias y pruriginosas que responden al tratamiento con corticoides, en las que existe una infección sobreagregada por gérmenes sensibles, saean bacterianos o micóticos.

Posología
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

Contraindicaciones
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

Hipersensibilidad al principio activo o a cualquier componente del excipiente.
Procesos tuberculosos o sifilíticos en la zona que se va a tratar; enfermedades víricas (por ejemplo, varicela, herpes zóster), rosácea, dermatitis perioral y reacciones cutáneas posvacunación en la zona que se va a tratar, enfermedad de Cushing, y prurito anogenital.
Niños menores de 2 años.
Preexistencia de hipoacusia por lesión del octavo par.

Advertencias y precauciones
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

Particularmente hay que evitar su aplicación prolongada o sobre superficies corporales extensas, la cura oclusiva y la aplicación en piel con heridas abiertas, a fin de limitar la absorción sistémica, que puede producir supresión reversible del eje hipotálamo-hipófisoadrenal (HHA), síndrome de Cushing, hiperglucemia y glucosuria.
Por lo tanto, los pacientes bajo las circunstancias mencionadas deberán evaluarse periódicamente. Si se observara supresión del eje HHA, deberá discontinuarse la terapia o reducir la frecuencia de aplicación.
No deberá permitirse que el tratamiento entre en contacto con los ojos cuando se aplique en la cara. Evitese el contacto con la conjuntiva ocular.
La aplicación extensa de corticoesteroides tópicos a grandes superficies del cuerpo o durante periodos prolongados, en particular bajo oclusión, aumenta significativamente el riesgo de reacciones adversas.
Como está comprobado con los corticoides sistémicos, también puede producirse glaucoma por el uso de corticoides locales (p. ej.: después de una aplicación extensa o en grandes dosis durante un período prolongado o del uso de un vendaje oclusivo o de la aplicación en la piel que rodea a los ojos).
Los niños pueden absorber proporcionalmente mayores cantidades de los principios activos de este medicamento y por lo tanto son más susceptibles a toxicidad sistémica. Si se desarrolla irritación, el corticoide deberá ser discontinuado y administrarse la terapia adecuada. .
Como ocurre con todos los preparados que contienen un antibiótico, el empleo prolongado del tratamiento puede originar una hiperproliferación de microorganismos resistentes, incluidos los micetos, de aquí que sea imprescindible mantener al paciente bajo control. En tales casos, hay que suspender el
tratamiento y tomar las medidas terapéuticas adecuadas.
La neomicina puede absorberse de forma significativa a través de la piel, con el riesgo de provocar efectos adversos, tales como pérdida permanente de la audición y disminución de la función renal.
Tanto la neomicina como el isoconazol pueden sensibilizar la piel y en presencia de lesiones importantes la absorción transcutánea se puede ver marcadamente aumentada incrementando la incidencia de reacciones adversas comunes a los antimicóticos imidazólicos.
En el caso de una absorción sistémica significativa, el sulfato de neomicina puede intensificar y prolongar el efecto depresor respiratorio de los agentes neuromusculares. Si luego de la aplicación del medicamento por más de 8 días no hay clara mejoría clínica de la lesión, deberá interrumpirse el tratamiento con el fin de realizar cultivos y test de sensibilidad, para verificar el organismo causante y así determinar si se debe cambiar el tratamiento.
Debido a la potencial selección de flora cutánea resistente a la neomicina el uso de este medicamento debe considerarse sólo en caso de existir infección evidente y si el médico así lo indicase. La preexistencia de hipoacusia por lesión del octavo par es una contraindicación al uso de la neomicina, especialmente, en circunstancias donde se puede producir una importante absorción sistémica

Interacciones
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

No se recomienda su utilización en pacientes bajo tratamiento concomitante con otros antibióticos aminoglucósidos por vía sistémica.

Embarazo
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

Por principio, durante el primer trimestre de embarazo no deberían
aplicarse corticoides tópicos.

Reacciones adversas
Diflucortolona + neomicina + isoconazol

Cuando se tratan zonas cuya extensión es igual o superior al 10% de la superficie corporal o cuando el tratamiento es prolongado y con el uso de curas oclusivas es
más probable que ocurran manifestaciones secundarias locales como atrofias cutáneas, telangiectasias, estrías, cuadros acneiformes de la piel, efectos sistémicos por absorción del corticoide.
Al igual que con otros corticoesteroides para aplicación tópica, en casos muy infrecuentes pueden producirse las siguientes reacciones adversas: foliculitis, hipertricosis, dermatitis perioral, decoloración cutánea (hipopigmentación), reacciones cutáneas alérgicas a cualquiera de los componentes de la formulación.
También debe prestarse atención a la posible presencia de efectos secundarios en recién nacidos, cuyas madres llevaron a cabo un tratamiento prolongado o sobre superficie corporal extensa durante la gestación o la lactancia (como p. ej.: la reducción de las funciones adrenocorticales cuando se aplicó el preparado en las últimas semanas de la gravidez).
En caso de producirse absorción significativa de neomicina o que se administre conjuntamente con otros aminoglucósidos, puede prodicirse alteración de la función renal o hipoacusia reversible.
Debido a la pobre absorción del isoconazol es poco probable la manifestación de fectos adversos sistémicos. Excepcionalmente, se pueden observar manifestaciones alérgicas generalizadas, en especial urticaria y edema de Quincke. También se describieron reacciones locales tales como prurito, ardor y eczema de contacto.

Monografías Principio Activo: 16/01/2020

Ver listado de abreviaturas