ZONISAMIDA TEVA Cáps. dura 25 mg





Alertas por composición:
Pincha para ver detalles Lactancia
Zonisamida

Evitar

Evitar. Se excreta en la leche materna; la concentración en la leche materna es similar a la del plasma materno. Se debe tomar una decisión sobre la interrupción de la alimentación o la interrupción/abstención de la terapia con zonisamida. Ya que el tiempo de retención de la zonisamida en el cuerpo es prolongado, no se debe reanudar la lactancia hasta un mes después de finalizar la terapia con zonisamida.

Pincha para ver detalles Embarazo

Categoria

En estudios animales ha producido daño fetal y no hay estudios adecuados en mujeres embarazadas. O bien, no se han realizado estudios en animales ni en humanos. Sólo debe administrarse en el embarazo si el beneficio justifica el riesgo potencial.

Zonisamida

Utilizar métodos anticonceptivos durante el tto. y 1 mes después. No interrumpir bruscamente el tto. ya que podría dar lugar a convulsiones intercurrentes de consecuencias graves para madre y niño. No existen datos suficientes sobre su utilización en mujeres embarazadas. Los estudios en animales han mostrado toxicidad reproductiva. Se desconoce el riesgo en seres humanos. No debe utilizarse durante el embarazo excepto si fuese claramente necesario, en la opinión del médico, y sólo si se considera que el posible beneficio justifica el riesgo para el feto.

Pincha para ver detalles Conducción de vehículos/maquinaria

Zonisamida

Zonisamida actúa sobre el sistema nervioso central y puede producir: somnolencia, mareos, alteraciones visuales y disminución de la capacidad de reacción. Estos efectos así como la propia enfermedad hacen que sea recomendable tener precaución a la hora de conducir vehículos o manejar maquinaria peligrosa, especialmente mientras no se haya establecido la sensibilidad particular de cada paciente al medicamento.

 

 

Zonisamida

En estudios animales ha producido daño fetal y no hay estudios adecuados en mujeres embarazadas. O bien, no se han realizado estudios en animales ni en humanos. Sólo debe administrarse en el embarazo si el beneficio justifica el riesgo potencial.
En estudios animales ha producido daño fetal y no hay estudios adecuados en mujeres embarazadas. O bien, no se han realizado estudios en animales ni en humanos. Sólo debe administrarse en el embarazo si el beneficio justifica el riesgo potencial.
lactancia: evitar
lactancia: evitar
Afecta a la capacidad de conducir
Afecta a la capacidad de conducir

Sistema nervioso  >  Antiepilépticos  >  Antiepilépticos  >  Otros antiepilépticos


Mecanismo de acción
Zonisamida

Actúa preferentemente sobre las convulsiones que se originan en la corteza. Parece actuar sobre los canales de Ca y de Na sensibles al voltaje, interrumpiendo la descarga sincronizada de las neuronas y reduciendo la expansión de las descargas convulsivas. Asimismo modula la inhibición neuronal mediada por GABA.

Indicaciones terapéuticas
Zonisamida

Monoterapia: tto. en ads. de crisis parciales, con o sin generalización secundaria, con epilepsia recién diagnosticada. Terapia concomitante: en tto. de crisis parciales, con o sin generalización secundaria, en ads., adolescentes y niños de 6 años y mayores.

Posología
Zonisamida

Contraindicaciones
Zonisamida

Hipersensibilidad a zonisamida o sulfonamidas.

Advertencias y precauciones
Zonisamida

Acidosis metabólica, cálculos renales, antecedente familiar de nefrolitiasis e hipercalciuria, pancreatitis, rabdomiólisis, exantema (que no se deba a otras causas), pérdida de peso, control del p.c. sobre todo en niños, pensamientos suicidas, I.R., I.H., ancianos, reacciones a las sulfonamidas, antecedentes de trastornos oculares, se ha notificado un s.consistente en miopía aguda asociada a glaucoma secundario de ángulo cerrado; los síntomas incluyen un cuadro agudo de disminución de la agudeza visual y/o dolor ocular. Los hallazgos oftalmológicos pueden incluir miopía, aplanamiento de la cámara anterior, hiperemia ocular y aumento de la presión intraocular; insolación (se han notificado casos de disminución de la sudoración y aumento de la temperatura corporal) precaución cuando se utilice concomitante con inhibidores de la anhidrasa carbónica y sustancias con actividad anticolinérgica. Mantener una hidratación adecuada, principalmente en pacientes pediátricos. La retirada de zonesamida en monoterapia y de los medicamentos antiepilépticos en la terapia concomitante debe hacerse gradualmente para minimizar el potencial aumento de la frecuencia de la crisis. No establecido la seguridad y eficacia en niños < 6 y mayores con p.c. < 20 kg. Anticoncepción en mujeres durante el tto. y 1 mes después.

Insuficiencia hepática
Zonisamida

Contraindicado en I.H. grave. Precaución en I.H. leve-moderada: ajustar dosis de forma más lenta.

Insuficiencia renal
Zonisamida

Contraindicado en I.R. aguda. Precaución en I.R. leve-moderada: ajustar dosis de forma más lenta.

Interacciones
Zonisamida

Ver Prec. además:
riesgo aumentado de cálculos renales con: medicamentos que causen urolitiasis; evitar asociación.
Posible reducción del efecto con: inductores de CYP3A4 (fenitoína, carbamazepina, fenobarbital, rifampicina), ajustar dosis.

Embarazo
Zonisamida

Utilizar métodos anticonceptivos durante el tto. y 1 mes después. No interrumpir bruscamente el tto. ya que podría dar lugar a convulsiones intercurrentes de consecuencias graves para madre y niño.

Lactancia
Zonisamida

Evitar. Se excreta en la leche materna; la concentración en la leche materna es similar a la
del plasma materno. Se debe tomar una decisión sobre la interrupción de la alimentación o la
interrupción/abstención de la terapia con zonisamida. Ya que el tiempo de retención de la
zonisamida en el cuerpo es prolongado, no se debe reanudar la lactancia hasta un mes después de finalizar la terapia con zonisamida.

Efectos sobre la capacidad de conducir
Zonisamida

Zonisamida actúa sobre el sistema nervioso central y puede producir: somnolencia, mareos, alteraciones visuales y disminución de la capacidad de reacción. Estos efectos así como la propia enfermedad hacen que sea recomendable tener precaución a la hora de conducir vehículos o manejar maquinaria peligrosa, especialmente mientras no se haya establecido la sensibilidad particular de cada paciente al medicamento.

Reacciones adversas
Zonisamida

Hipersensibilidad; anorexia; agitación, irritabilidad, confusión, depresión, inestabilidad afectiva, ansiedad, insomnio, trastorno psicótico; ataxia, mareo, trastorno de la memoria, somnolencia, bradifrenia, trastorno de atención, nistagmo, parestesia, trastorno del habla, temblor; diplopía; dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, dispepsia, náuseas; exantema, prurito, alopecia; nefrolitiasis; fatiga, pseudogripe, pirexia, edema periférico; disminución del bicarbonato, pérdida de peso; glaucoma de ángulo cerrado, dolor ocular, miopía, visión borrosa y disminu-ción de la agudeza visual.

Ver listado de abreviaturas