ANASMA Inhalador 25/50 mcg   






Alertas por composición:
Pincha para ver detalles Lactancia
Salmeterol y fluticasona

Evitar

Se desconoce si salmeterol y propionato de fluticasona/metabolitos se excretan en la leche materna. Los estudios han demostrado que salmeterol y propionato de fluticasona, y sus metabolitos, se excretan en la leche de ratas. No se puede excluir el riesgo en recién nacidos lactantes/niños. Se debe decidir si es necesario interrumpir la lactancia o interrumpir el tratamiento tras considerar el beneficio de la lactancia para el niño y el beneficio del tratamiento para la madre.

Pincha para ver detalles Embarazo

Categoria

En estudios animales ha producido daño fetal y no hay estudios adecuados en mujeres embarazadas. O bien, no se han realizado estudios en animales ni en humanos. Sólo debe administrarse en el embarazo si el beneficio justifica el riesgo potencial.

Salmeterol y fluticasona

Existen algunos datos en mujeres embarazadas (entre 300 - 1.000 embarazos) que indican que salmeterol y propionato de fluticasona no producen malformaciones ni toxicidad fetal/neonatal. Los estudios realizados en animales han mostrado toxicidad para la reproducción tras la administración de agonistas de receptores ß<sub>2<\sub> adrenérgicos y glucocorticosteroides. Sólo se debe considerar su administración a mujeres embarazadas si el beneficio esperado para la madre supera cualquier posible riesgo para el feto. En mujeres embarazadas se debe utilizar la dosis mínima eficaz de propionato de fluticasona requerida para mantener un control adecuado del asma. En los estudios de reproducción con animales, los glucocorticosteroides han demostrado inducir malformaciones (paladar hendido, malformaciones esqueléticas). Sin embargo, estos resultados experimentales en animales no parecen ser relevantes para humanos a las dosis recomendadas. Los estudios realizados en animales con xinafoato de salmeterol han mostrado la aparición de toxicidad embriofetal solamente con niveles de exposición elevados. Tras la administración conjunta, se hallaron mayores incidencias de transposición de la arteria umbilical y de osificación incompleta del hueso occipital en ratas que recibieron dosis asociadas a anormalidades conocidas inducidas por glucocorticoides.

Pincha para ver detalles
Alerta farmacéutica y notas informativas.
Pinche aquí para consultarlas
 

 


1. Qué es Anasma y para qué se utiliza  |  2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Anasma  |  3. Cómo usar Anasma  |  4. Posibles efectos adversos  |  5. Conservación de Anasma  |  6. Contenido del envase e información adicional

Menu Introducción

Prospecto: información para el usuario

 

Anasma 25 microgramos/50 microgramos/inhalación, suspensión para inhalación en envase a presión

salmeterol/propionato de fluticasona

 

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

 

Contenido del prospecto:

  1.    Qué es Anasma y para qué se utiliza
  2.    Qué necesita saber antes de empezar a usar Anasma
  3.    Cómo usar Anasma
  4.    Posibles efectos adversos
  5.    Conservación de Anasma
  6.    Contenido del envase e información adicional

Menu 1. Qué es Anasma y para qué se utiliza

Anasma contiene dos principios activos, salmeterol y propionato de fluticasona:

 

  • Salmeterol es un broncodilatador de larga duración. Los broncodilatadores ayudan a mantener abiertas las vías respiratorias en el pulmón, haciendo más fácil la entrada y salida de aire. Los efectos duran al menos 12 horas.
  • Propionato de fluticasona es un corticosteroide que disminuye la inflamación e irritación de los pulmones.

 

El médico le ha prescrito este medicamento para ayudar a prevenir los problemas respiratorios tales como el asma.

 

Usted debe utilizar Anasma cada día como le ha recomendado su médico. Esto asegurará que la medicación actúe correctamente en el control de su asma.

 

Anasma ayuda a impedir la falta de aliento y sibilancias. Sin embargo Anasma no se debe utilizar para aliviar un ataque repentino de ahogo o sibilancias.  En tal caso, usted tiene que utilizar su medicación de “rescate” de acción rápida, como salbutamol. Debe llevar consigo en todo momento su medicación de rescate de acción rápida.


Menu 2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Anasma

No use Anasma:

  • si es alérgico al salmeterol, propionato de fluticasona o al otro componente, norflurano (HFA 134a).

 

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico antes de comenzar el tratamiento si tiene:

  • Alteraciones cardiacas incluyendo latido cardiaco rápido o irregular.
  • Hiperactividad tiroidea.
  • Tensión arterial elevada.
  • Diabetes mellitus (Anasma puede aumentar los niveles de azúcar en sangre).
  • Niveles bajos de potasio en sangre. 
  • Tuberculosis (TB) a día de hoy o en el pasado u otras infecciones del pulmón.

 

Uso de Anasma con otros medicamentos

Comunique a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o podría tener que utilizar cualquier otro medicamento, incluyendo aquellos medicamentos para el asma o los adquiridos sin receta. La razón es que, en algunos casos, Anasma no debe ser administrado junto con otros medicamentos.

 

Informe a su médico si usted toma alguno de los siguientes medicamentos, antes de empezar a utilizar Anasma:

  • ß  bloqueantes (tales como atenolol, propranolol y sotalol). Los ß bloqueantes son utilizados en su mayor parte para tratar la hipertensión u otras afecciones cardiacas.
  • Medicamentos para tratar infecciones (como ritonavir, ketoconazol, itraconazol y eritromicina). Algunos de estos medicamentos pueden aumentar la cantidad de propionato de fluticasona o salmeterol en su organismo. Esto puede aumentar su riesgo de padecer efectos adversos con Anasma, incluyendo latidos del corazón irregulares, o pueden empeorar los efectos adversos.
  • Corticosteroides (orales o inyectables). Si usted ha tomado estos medicamentos recientemente,  puede aumentar el riesgo de que este medicamento afecte a su glándula suprarrenal.
  • Diuréticos, también conocidos como medicamentos para orinar, usados para tratar la tensión arterial alta.
  • Otros broncodilatadores (como salbutamol).
  • Medicamentos que contienen xantina. Se usan a menudo para tratar el asma.

 

Embarazo y lactancia

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

 

Conducción y uso de máquinas

No es probable que Anasma afecte a la capacidad de conducir o usar máquinas.

Menu 3. Cómo usar Anasma


Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico o farmacéutico. En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico.

 

  • Utilice Anasma todos los días, hasta que su médico le indique que deje de hacerlo. No tome más de la dosis recomendada. En caso de duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • No deje de tomar Anasma ni reduzca su dosis sin hablar antes con su médico.
  • Anasma debe inhalarse a través de la boca hasta los pulmones.

 

Adultos y adolescentes de 12 años en adelante

  •    Anasma 25/50 microgramos                            2 aplicaciones dos veces al día
  •    Anasma 25/125 microgramos                   2 aplicaciones dos veces al día
  •    Anasma 25/250 microgramos                   2 aplicaciones dos veces al día

 

Niños de 4 a 12 años de edad

  •    Anasma 25/50 microgramos                            2 aplicaciones dos veces al día
  •    Anasma no está recomendado para uso en niños menores de 4 años de edad.

 

Sus síntomas pueden llegar a estar bien controlados usando Anasma dos veces al día. Si es así, su médico podrá decidir disminuir su dosis a una vez al día. La dosis puede cambiar a:

  • una vez por la noche si tiene síntomas nocturnos,
  • una vez por la mañana si tiene síntomas diurnos.

 

Es muy importante que siga las instrucciones de su médico sobre cuántas aplicaciones y con qué frecuencia debe administrarlas.

 

Si está utilizando Anasma para tratar el asma, su médico querrá vigilar regularmente sus síntomas.

 

Si su asma empeora o tiene mayor dificultad para respirar, acuda a su médico en seguida. Puede notar más pitos o sensación de ahogo más a menudo o que tenga que utilizar su medicación de rescate de acción rápida con más frecuencia. Si le ocurre cualquiera de estas cosas, debe continuar utilizando Anasma, pero no aumente el número de aplicaciones. Su enfermedad respiratoria puede empeorar y enfermar gravemente. Acuda a su médico, puesto que puede que necesite un tratamiento adicional.

 

Instrucciones de uso

  • Su médico, enfermera o farmacéutico deberán enseñarle cómo utilizar su inhalador. Periódicamente deberían verificar cómo lo utiliza. El no utilizar Anasma inhalador apropiadamente ni como se le ha prescrito, puede tener como resultado que su asma no mejore como debiera.
  • El medicamento se encuentra en un cartucho a presión dentro de una carcasa de plástico con una boquilla.
  • El inhalador posee un contador en su parte trasera que informa de cuántas aplicaciones quedan. Cada vez que usted accione el inhalador, se liberará una aplicación y el contador restará una unidad.
  • Tenga cuidado de no dejar caer el inhalador, ya que puede provocar que el contador disminuya alguna unidad.

 

Comprobación del inhalador

  1. Si usa por primera vez su inhalador, compruebe que funciona bien. Quite el protector del aplicador bucal o boquilla apretando suavemente por los lados con su pulgar e índice y retirar.

Evohaler_new_2_rit_arrow_L

  1. Para asegurarse que funciona, agite bien el inhalador, dirija la boquilla lejos de usted y presione el cartucho hacia abajo para liberar una aplicación al aire. Repita estos pasos, agitar el inhalador antes de liberar cada aplicación, hasta que el contador de aplicaciones marque 120. Si no ha sido utilizado su inhalador durante una semana o más tiempo, libere dos aplicaciones del medicamento al aire.

 

Uso del inhalador

Es importante comenzar a inspirar tan despacio como sea posible justo antes de usar su inhalador.

 

1.              Es recomendable que esté de pie o sentado erguido mientras usa el inhalador.

2.              Quitar el protector de la boquilla (como se muestra en la figura). Comprobar por dentro y por fuera que la boquilla está limpia y que no hay ninguna partícula extraña.

3.  Agitar el inhalador 4 o 5 veces para asegurar la eliminación de cualquier partícula extraña y que el contenido del inhalador se mezcla adecuadamente.

 

Evohaler_new_3_rit_arrow_L

4.              Sujetar el inhalador en posición vertical con su dedo pulgar en la base del inhalador, por debajo de la boquilla. Expulse tanto aire como le sea posible.

Evohaler_new_4_rit_arrow_L

5.              Colocar la boquilla en la boca, entre los dientes. Cierre los labios alrededor de la boquilla. No lo muerda.

Evohaler_new_5_rit_Low

6.              Tomar aire por la boca lenta y profundamente. Inmediatamente después de comenzar a tomar aire, presione firmemente la parte superior del inhalador para liberar el medicamento. Realizar esto mientras continúa tomando aire profunda y constantemente.

Evohaler_new_6_rit_arrow_L

7.              Contener la respiración, retirar el inhalador de la boca quitando el dedo de la parte superior del inhalador. Continuar conteniendo la respiración unos segundos, tanto como se pueda.

Evohaler_new_7_rit_Low

8.              Esperar aproximadamente medio minuto entre cada aplicación del medicamento y después repetir los pasos del 3 al 7.

 

  1. Después, enjuagar su boca con agua y escupirla y/o cepillarse los dientes. Esto le ayudará a prevenir la aparición de ulceraciones en la boca y ronquera.

 

  1. Después de utilizarlo, vuelva siempre a colocar el protector de la boquilla inmediatamente, para preservarlo del polvo. Cuando el protector de la boquilla es colocado correctamente hará un “clic”. Si no hace “clic", gire el protector de la boquilla, póngalo al revés y pruebe otra vez. No emplear excesiva fuerza.

 

Tómese su tiempo en los pasos 4, 5, 6 y 7. Es importante que justamente antes de utilizar el inhalador, espire tan lentamente como le sea posible. Las primeras veces que utilice el inhalador, debería utilizarlo enfrente de un espejo. Si ve “niebla” saliendo de la parte superior del inhalador o de los lados de su boca, debe empezar otra vez desde el punto 3.

 

Al igual que en todos los inhaladores, los cuidadores se deben asegurar de que los niños que estén usando Anasma Inhalador, usen correctamente la técnica de inhalación descrita anteriormente.

 

Si a usted o a su hijo les resulta difícil utilizar el inhalador, su médico, enfermero u otro profesional sanitario podría recomendar el uso del inhalador con un dispositivo espaciador, tal como Volumatic o AeroChamber Plus. Su médico, enfermero, farmacéutico u otro profesional sanitario debería mostrarle cómo utilizar el dispositivo espaciador con su inhalador, cómo mantener su dispositivo espaciador y contestar a cualquier pregunta que pueda tener. Si está utilizando el dispositivo espaciador con su inhalador, es importante que no deje de utilizarlo sin consultar antes a su médico o enfermero. También es importante que no cambie el tipo de dispositivo espaciador que está utilizando sin consultarlo con su médico. Si deja de utilizar el dispositivo espaciador o cambia el tipo de dispositivo espaciador su médico podría necesitar cambiar la dosis de medicamento necesario para controlar su asma. Consulte siempre con su médico antes de hacer cualquier cambio en su tratamiento para el asma.

 

A algunos niños o personas que tengan poca fuerza en las manos les puede resultar más sencillo coger el inhalador con ambas manos. Colocar los dos índices en la parte superior del inhalador y ambos pulgares en la base, debajo de la boquilla.

 

Debe conseguir un inhalador de repuesto cuando el marcador indique 020. Dejar de usar el inhalador cuando el marcador indique 000, ya que las aplicaciones que queden en el cartucho puede que no sean suficientes para completar una dosis. Nunca intente modificar la numeración del marcador o desprender el marcador del cartucho metálico.

 

Limpieza del inhalador

Para prevenir el bloqueo de su inhalador, es importante limpiarlo al menos una vez a la semana.

 

Para limpiar su inhalador:

  • Quite el protector de la boquilla.
  • No saque el cartucho metálico de la carcasa de plástico en ningún momento.
  • Limpie el interior y exterior de la boquilla y la carcasa de plástico con un pañuelo seco.
  • Vuelva a colocar el protector de la boquilla. Sonará un “clic" cuando haya quedado colocado correctamente. Si no suena, gire el protector de la boquilla, póngalo al revés y pruebe otra vez. No emplear excesiva fuerza.

 

No introduzca el cartucho metálico en agua.

 

Si usa más Anasma del que debe

Es muy importante usar el inhalador tal y como le han indicado. Si accidentalmente usted ha tomado una dosis mayor de la recomendada, consulte a su médico o farmacéutico. Puede notar que su corazón late más rápido de lo normal y sentir temblores. También puede tener dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular y dolor en las articulaciones.

 

Si usted ha utilizado grandes dosis durante largos periodos de tiempo, usted debe pedir consejo a su médico o farmacéutico. Esto es porque altas concentraciones de Anasma pueden reducir la cantidad de hormonas esteroideas producidas por la glándula suprarrenal.

 

En caso de sobredosis consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono: 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad administrada.

 

Si olvidó usar Anasma

No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Tome la siguiente dosis a la hora habitual.

 

Si interrumpe el tratamiento con Anasma

Es muy importante que utilice Anasma todos los días tal como se le ha indicado. Siga tomándolo hasta que su médico le indique que finalice el tratamiento. No interrumpa bruscamente su tratamiento con Anasma. Esto podría hacer que su respiración  empeore.

 

Además, si deja de tomar Anasma de forma repentina o reduce su dosis, podría (muy raramente) causarle problemas en la glándula suprarrenal (insuficiencia suprarrenal), que algunas veces causa efectos adversos.

 

Estos efectos adversos pueden incluir cualquiera de los siguientes:

• Dolor de estómago

• Cansancio y pérdida del apetito, sensación de malestar

• Malestar y diarrea

• Pérdida de peso

• Dolor de cabeza o somnolencia

• Bajos niveles de azúcar en su sangre

• Hipotensión y convulsiones (ataques).

 

Cuando su cuerpo se encuentra bajo situaciones de estrés, tales como fiebre, traumatismo (p.ej., accidente de tráfico), infección o cirugía, la insuficiencia suprarrenal puede empeorar y podría tener cualquiera de los efectos adversos  listados anteriormente.

 

Si tiene cualquier efecto adverso consulte a su médico o farmacéutico. Para prevenir estos síntomas, su médico puede prescribirle una dosis adicional de corticosteroides en comprimidos  durante ese tiempo (como prednisolona).

 

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, enfermero o farmacéutico.

 

Menu 4. Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Para reducir la aparición de efectos adversos, su médico le prescribirá la menor dosis de Anasma que controle su asma.

 

Reacciones alérgicas: puede notar que su respiración, de repente, empeora inmediatamente después de utilizar Anasma. Puede sufrir pitos y tos o falta de aliento. También puede notar picor, erupción (urticaria) e hinchazón (generalmente de la cara, labios, lengua o garganta). También puede sentir, de repente, que su corazón late muy rápido, sentir que pierde el conocimiento y mareo (que puede llevar al colapso o pérdida de la consciencia). Si sufre cualquiera de estos efectos o si aparecen de repente después de utilizar Anasma, deje de tomar Anasma y avise a su médico en seguida. Las reacciones alérgicas a Anasma son poco frecuentes (afectan a menos de 1 de cada 100 personas).

 

A continuación se enumeran otros efectos adversos:

 

Muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas)

  • Dolor de cabeza, normalmente mejora al continuar con el tratamiento.
  • Se ha notificado un aumento del número de resfriados en pacientes con EPOC.

 

Frecuentes (pueden afectar a menos de 1 de cada 10 personas)

  • Candidiasis (picor, aparición de úlceras de color amarillo crema) en la boca y la garganta. También dolor en la lengua, voz ronca e irritación de garganta. Enjuagar la boca con agua y escupirla y/o cepillarse los dientes inmediatamente después de cada dosis de medicamento puede ayudarle. Para el tratamiento de la candidiasis, su médico puede prescribirle medicación antifúngica (para el tratamiento de infecciones por hongos). 
  • Dolor, inflamación en las articulaciones y dolor muscular.
  • Calambres musculares.

 

Los siguientes efectos adversos se han notificado en pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC):

  • Neumonía y bronquitis (infección pulmonar). Informe a su médico si nota alguno de los siguientes síntomas: aumento de la producción de esputo, cambio en el color del esputo, fiebre, escalofríos, aumento de la tos, aumento de la dificultad respiratoria.
  • Cardenales y fracturas.
  • Inflamación de los senos (sensación de tensión o congestión en la nariz, mejillas y detrás de los ojos, a veces con un dolor pulsátil).
  • Reducción de los niveles de potasio en sangre (puede sentir latidos del corazón irregulares, debilidad muscular, calambres).

 

Poco frecuentes (pueden afectar a menos de 1 de cada 100 personas)

  • Aumento de los niveles de azúcar (glucosa) en sangre (hiperglucemia). Si padece diabetes, será
  • necesario controlar sus niveles de azúcar en sangre con mayor frecuencia y ajustar su tratamiento diabético habitual en caso de necesidad.
  • Cataratas (opacidad del cristalino del ojo).
  • Ritmo cardiaco muy rápido (taquicardia).
  • Sentir temblores y un ritmo cardiaco rápido o irregular (palpitaciones). Estos efectos adversos son habitualmente inofensivos y disminuyen cuando se continúa con el tratamiento.
  • Dolor en el pecho.
  • Sensación de preocupación (ocurre principalmente en niños).
  • Trastornos del sueño.
  • Erupción cutánea.
  • Erupción alérgica en la piel.

 

Raros (pueden afectar a menos de 1 de cada 1.000 personas)

  • Dificultades respiratorias o sibilancia que empeoran justo después de utilizar Anasma. Si esto sucede, deje de utilizar Anasma. Utilice su inhalador de "rescate" de acción rápida para mejorar su respiración y avise a su médico en seguida.
  • Anasma puede aumentar la producción normal de hormonas esteroideas, particularmente si ha estado tomando altas dosis durante largos periodos de tiempo. Los efectos incluyen:

-              Retraso en el crecimiento en niños y adolescentes.

-              Disminución de la densidad mineral ósea.

-              Glaucoma.

-              Aumento de peso.

-              Cara redondeada (en forma de luna llena) (síndrome de Cushing).

Su médico vigilará regularmente cualquiera de estos efectos adversos y se cerciorará de que está tomando la dosis más baja de Anasma para controlar su asma.

  • Cambios en el comportamiento, tales como hiperactividad e irritabilidad (estos efectos ocurren fundamentalmente en niños).
  • Latidos del corazón irregulares o que el corazón tenga latidos extra (arritmias). Consulte a su médico, pero no deje de tomar Anasma a menos que su médico le diga que lo haga.
  • Infección causada por hongos en el esófago (garganta), que puede causar dificultad para tragar.

 

Frecuencia no conocida, pero que también pueden aparecer:

  • Depresión o agresividad. Es más probable que estos efectos aparezcan en niños.

 

Comunicación de efectos adversos

Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: www.notificaRAM.es. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

Menu 5. Conservación de Anasma

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

 

No utilice Anasma Inhalador después de la fecha de caducidad que aparece en la etiqueta y en el estuche después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

 

No conservar a temperatura superior a 25ºC.

 

El cartucho contiene líquido a presión. No exponer a temperaturas superiores a 50ºC, proteger de la luz solar directa. No perforar o quemar el cartucho aunque esté vacío.

 

Como en el caso de la mayoría de los medicamentos administrados por vía inhalatoria en cartuchos presurizados, puede disminuir el efecto terapéutico si el cartucho se enfría.

 

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE       de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

Menu 6. Contenido del envase e información adicional

Composición de Anasma

  • Cada dosis presurizada contiene: 25 microgramos de salmeterol (como xinafoato de salmeterol) y 50 microgramos de propionato de fluticasona.
  • El otro componente es un propelente: norflurano (HFA 134a).

 

Aspecto del producto y contenido del envase

  • Anasma inhalador se presenta en un envase a presión con contador, que libera el medicamento en forma de suspensión para su inhalación a través de la boca hasta los pulmones.
  • El cartucho contiene una suspensión para inhalación de color blanco a blanquecino.
  • Los cartuchos se encuentran dentro de un dispositivo de plástico que incorpora una boquilla y un protector para la misma.

Los dispositivos se encuentran en envases de 1, 3 o 10 inhaladores.

 

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

 

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

 

Titular de la autorización de comercialización:

Allen Farmacéutica, S.A.

P.T.M. C/Severo Ochoa, 2 - 28760 Tres Cantos (Madrid)

Tel: 902 202 700

Mail: [email protected]

 

Responsable de la fabricación:

Glaxo Wellcome, S.A.

Avenida de Extremadura, 3, 09400 Aranda de Duero (Burgos), España

o

Glaxo Wellcome Production

Zone Industrielle nº 2, 23 Rue Lavoisier, La Madeleine, 27000 Evreux, Francia

Tel: + 33 2 3223 5500

Fax: +33 2 3223 5558

o

Aspen Bad Oldesloe GmbH

Industriestrasse 32-36, D-23843 Bad Oldesloe, Alemania

 

Este prospecto ha sido revisado en Marzo 2015.

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página Web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/



Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.
Consultado por Vademecum: 11/01/2018
Consulte en la AEMPS posibles actualizaciones posteriores a nuestra fecha de consulta.