Asma / EPOC
Informe de Posicionamiento Terapéutico de reslizumab (Cinqaero®) como tratamiento adicional en el asma eosinofílica grave no controlada


INFORME DE POSICIONAMIENTO TERAP√ČUTICO

Informe de Posicionamiento Terap√©utico de reslizumab (Cinqaero®) como tratamiento adicional en el asma eosinof√≠lica grave no controlada

IPT, 2/2018. V1

Fecha de publicación: 9 de enero de 2018†

El asma es una enfermedad inflamatoria cr√≥nica de las v√≠as a√©reas en la que intervienen diversas c√©lulas y mediadores celulares y que se asocia a una hiper-respuesta de los bronquios, produciendo episodios recurrentes de sibilancias, dificultad respiratoria, opresi√≥n tor√°cica y tos, particularmente por la noche o de madrugada. Estos episodios se asocian con una obstrucci√≥n variable al flujo a√©reo pulmonar, a menudo reversible de forma espont√°nea o con el tratamiento (1). Se estima que en Espa√Īa afecta aproximadamente al 4,9% de los adultos (aunque se han descrito prevalencias de hasta el 14,6% en algunas zonas geogr√°ficas) (2) y a aproximadamente al 10% de los ni√Īos, siendo mayor en las zonas costeras (3).

El objetivo del tratamiento del asma es alcanzar y mantener el control de la enfermedad lo antes posible, adem√°s de prevenir las exacerbaciones y la obstrucci√≥n cr√≥nica al flujo a√©reo y reducir al m√°ximo su mortalidad. El tratamiento farmacol√≥gico es escalonado y debe ajustarse seg√ļn el nivel de control, siendo necesaria una evaluaci√≥n peri√≥dica de los pacientes con el fin de determinar si se cumplen los objetivos terap√©uticos.

Los glucocorticoides inhalados (GCI) constituyen el tratamiento de elecci√≥n para el control a largo plazo del asma. En los casos m√°s graves, se emplean dosis elevadas de GCI junto con un agonista ő≤2 adren√©rgico de larga duraci√≥n (LABA) (escalones 4 y 5 de la gu√≠a GINA y 5 y 6 de la gu√≠a GEMA) (1,4), pudiendo asociarse tiotropio y/o un antagonista de los receptores de leucotrienos (escal√≥n 4 de la GINA y 5 de la GEMA) y/o administrar glucocorticoides orales (GCO) (escal√≥n 5 de la GINA y 6 de la GEMA) (1,4).

Se denomina asma refractaria grave a la enfermedad asm√°tica que persiste mal controlada a pesar del tratamiento con una combinaci√≥n de GCI a dosis elevadas y un LABA en el √ļltimo a√Īo, o bien GCO durante al menos seis meses del mismo periodo. La falta de control se objetiva mediante cualquiera de las siguientes caracter√≠sticas (5):
  • inadecuado control de los s√≠ntomas (test de control del asma (ACT) <20 o cuestionario de control del asma (ACQ)>1,5),
  • exacerbaciones graves frecuentes (‚Č• 2 exacerbaciones graves o haber recibido ‚Č• 2 ciclos de GCO de ‚Č• 3 d√≠as cada uno) en el a√Īo anterior,
  • ‚Č• 1 hospitalizaci√≥n por exacerbaci√≥n grave, ingreso en la unidad de cuidados intensivos o ventilaci√≥n mec√°nica en el a√Īo anterior o
  • limitaci√≥n cr√≥nica al flujo a√©reo (volumen espiratorio forzado en el primer segundo -VEF1 <80% tras la administraci√≥n de un broncodilatador).

En nuestro medio, la prevalencia de pacientes con asma grave no controlada es del 3,9% del total de la población asmática (6).

El asma eosinofílica representa aproximadamente el 25% de los pacientes con asma grave y se caracteriza por la presencia de eosinófilos en las biopsias bronquiales y esputo a pesar de dosis altas de glucocorticoides. Suele ser de inicio tardío y puede asociarse con pólipos nasales, rinosinusitis e infecciones del tracto respiratorio (4,5).

Hasta la fecha, el √ļnico principio activo autorizado espec√≠ficamente para el asma eosinof√≠lica era mepolizumab, un anticuerpo monoclonal antagonista de la interleucina 5 (IL-5) que se administra por v√≠a subcut√°nea indicado como tratamiento adicional en pacientes adultos con asma eosinof√≠lica refractaria grave (7).

ESLIZUMAB (CINQAERO®)

Reslizumab es un anticuerpo monoclonal humanizado que ha sido autorizado como tratamiento adicional en pacientes adultos con asma eosinofílica grave no controlada a pesar del tratamiento con dosis altas de GCI y otro fármaco para el control del asma (ver sección 5.1 de la ficha técnica).

Se trata de un tratamiento de mantenimiento que no debe ser utilizado para tratar las exacerbaciones agudas de asma.

Se presenta como concentrado para solución para perfusión, y se administra por vía intravenosa. La dosis ha de ajustarse en función del peso corporal, siendo la posología recomendada de 3 mg/kg de peso cada 4 semanas. Debe administrarse por un profesional sanitario que pueda manejar las posibles reacciones de hipersensibilidad, incluyendo posibles casos de anafilaxia.

Ha de ser prescrito por facultativos con experiencia en el diagn√≥stico y tratamiento del asma eosinof√≠lica refractaria grave. Reslizumab est√° indicado como tratamiento de larga duraci√≥n, debiendo reconsiderarse la necesidad de continuar con el tratamiento al menos una vez al a√Īo teniendo en cuenta la gravedad de la enfermedad y el grado de control de las exacerbaciones (8).

Farmacología

Reslizumab se une específicamente a la IL-5 (la principal citoquina moduladora de los eosinófilos en sangre y tejidos), impidiendo su unión a la superficie de los eosinófilos, lo que da lugar a una reducción en la producción y supervivencia de los mismos (8).

Eficacia (9)

La eficacia de reslizumab en asma eosinofílica ha sido estudiada en cuatro ensayos clínicos de fase III aleatorizados, doble ciego y controlados con placebo: estudios 3082 y 3083, de 52 semanas de duración (estudios pivotales) y estudios 3081 y 3084, de 16 semanas de duración (estudios de soporte) así como en un estudio de extensión abierto no controlado (estudio 3085).

Estudios 3082 (n=489) y 3083 (n=464) (10)

Ambos tuvieron una duraci√≥n de 52 semanas, con id√©nticos dise√Īos y objetivos. El objetivo principal fue demostrar la eficacia de reslizumab en la reducci√≥n de la frecuencia de exacerbaciones asm√°ticas durante 12 meses.

Los pacientes incluidos deb√≠an tener edades comprendidas entre los 12 y 75 a√Īos, haber presentado al menos una exacerbaci√≥n que requiriera el uso de glucocorticoides administrados por v√≠a oral, intramuscular o intravenosa durante al menos 3 d√≠as en los 12 meses previos, una puntuaci√≥n m√≠nima en el ACQ de 1,5, una reversibilidad de la obstrucci√≥n al flujo a√©reo de al menos el 12% tras la administraci√≥n de un agonista ő≤2, recuento de eosin√≥filos en sangre de al menos 400 c√©lulas ¬ĶL-1y estar en tratamiento con dosis diarias m√≠nimas de 440 őľg de fluticasona propionato o equivalente.

Se excluyeron los pacientes con síndrome hipereosinofílico conocido, con otras enfermedades pulmonares (tales como EPOC o síndrome de Churg-Strauss), fumadores, en tratamiento con otras terapias inmunosupresoras/inmunomoduladoras u otros agentes biológicos, con comorbilidades no controladas o que pudieran interferir con el estudio o comprometer la seguridad de los pacientes, antecedentes de inmunodeficiencias (VIH o síndrome de inmunodeficiencia adquirida), infecciones dentro del periodo predefinido así como exacerbaciones asmáticas en las 4 semanas previas al screening o durante el periodo de screening.

Los pacientes debían tener un tratamiento basal estable para el asma en los 30 días previos al screening y continuar sin cambios de dosis a lo largo del estudio. Durante el estudio se permitió el tratamiento de mantenimiento con GCO, a dosis diarias de hasta 10 mg de prednisona o equivalente.

Los pacientes fueron aleatorizados para recibir reslizumab, administrado mediante perfusión intravenosa a la dosis de 3 mg/kg de peso cada 4 semanas o bien placebo.

La variable principal del estudio fue la frecuencia de exacerbaciones asm√°ticas cl√≠nicamente relevantes (11) por paciente analizada a las 52 semanas. √Čstas se definieron como un empeoramiento del asma que requiriese alguna de las siguientes intervenciones m√©dicas:

  • uso de glucocorticoides sist√©micos o incremento en el uso de GCI durante 3 o m√°s d√≠as, y en el caso de pacientes en tratamiento previo con costicosteroides sist√©micos o inhalados, aumento de la dosis 2 veces o m√°s durante un m√≠nimo de 3 d√≠as y/o
  • tratamiento de urgencias relacionado con el asma incluyendo al menos una de las situaciones siguientes: visita m√©dica no prevista que requiriese tratamiento urgente para prevenir el empeoramiento de los s√≠ntomas, visita a urgencias por el tratamiento relacionado con el asma u hospitalizaci√≥n relacionada con el asma.

Además, los criterios anteriores debían de ser corroborados con al menos una de las siguientes medidas, con el objetivo de confirmar un empeoramiento en los signos y síntomas clínicos del asma, tal y como se detallan a continuación:
  • descenso, respecto a los valores iniciales, del 20% o m√°s en el VEF1,
  • descenso en la tasa del flujo espiratorio m√°ximo (PEFR) del 30% como m√≠nimo respecto a los valores iniciales durante 2 d√≠as consecutivos o
  • empeoramiento de los s√≠ntomas u otros signos cl√≠nicos seg√ļn criterio del m√©dico.

Como variables secundarias se estudiaron, entre otras, el cambio, con respecto a los valores iniciales en el VEF1, en el cuestionario de calidad de vida de pacientes con asma (AQLQ), en el ACQ, en la puntuaci√≥n del √≠ndice de utilidad de los s√≠ntomas del asma (ASUI), en el uso de agonistas ő≤2 de acci√≥n corta (SABA) y en el recuento de eosin√≥filos, todas ellas analizadas en las semanas 16 y 52.

  • Resultados

En el estudio 3082, se aleatorizaron un total de 489 pacientes, de los cuales 244 lo fueron para recibir placebo y 245 para recibir reslizumab a la dosis de 3 mg/kg. El 89% de ellos completó el estudio.

La media de edad era de 46,6 a√Īos, siendo mayor el porcentaje de mujeres (62% del total), con una historia media de asma de 19,28 a√Īos. El recuento medio de eosin√≥filos en sangre era de 660 c√©lulas ¬ĶL-1. El VEF1 medio era del 64,31% del valor esperado (1.911 mL), con una puntuaci√≥n media en el ACQ y el AQLQ de 2,7 y 4,2, respectivamente. La media de exacerbaciones en los 12 meses anteriores era de 1,99.

El 55,5% estaba siendo tratado con dosis medias de GCI (hasta 500 ¬Ķg diarios de fluticasona propionato o equivalente) y el 44,5% con dosis altas (>500 ¬Ķg diarios). Adicionalmente cerca del 85% estaba utilizando un LABA, el 26% un antagonista de los receptores de leucotrienos (LTRA) y el 13%, GCO.

El 81% de los pacientes se encontraban en los escalones cuarto y quinto de la clasificaci√≥n de la Gu√≠a GINA (1) y el 19% en el tercer escal√≥n de la GINA. El 34% fueron considerados refractarios al tratamiento (5) al considerarse que estaban mal controlados a pesar de recibir GCI+LABA a dosis elevadas en el √ļltimo a√Īo (escal√≥n 5 de la GEMA) (4), o bien por haber recibido GCO durante al menos seis meses (escal√≥n 6 de la GEMA) (4).

En el estudio 3083, se aleatorizaron un total de 464 pacientes, 232 en cada brazo de tratamiento, de los cuales el 86% complet√≥ el estudio. La media de edad era de 47 a√Īos, siendo, al igual que en el caso anterior, mayor el porcentaje de mujeres (63% del total), con una historia media de la enfermedad de 18,41 a√Īos. El recuento medio de eosin√≥filos en sangre era de 649 c√©lulas ¬ĶL-1. El VEF1 medio era del 69,21% del valor esperado (2.066 mL), con una puntuaci√≥n media en el ACQ y AQLQ de 2,6 y 4,3, respectivamente. El n√ļmero medio de exacerbaciones en los 12 meses anteriores era de 1,94.

El 58% de los pacientes estaba siendo tratado con dosis medias de GCI (hasta 500 ¬Ķg diarios de fluticasona propionato o equivalente) y 42% con dosis altas (>500 ¬Ķg diarios). El 79% estaba utilizando un LABA, el 18% un LTRA y cerca del 9%, GCO

De acuerdo a la clasificación de la GINA (1), el 79% de los pacientes se encontraba en los escalones cuarto y quinto de la clasificación GINA (1) y el 21% en el escalón tercero de la GINA (equivalente a escalones 3-4 de la GEMA) (1,4). El 31% de los pacientes fueron considerados refractarios al tratamiento (5) (escalones 5 y 6 de la GEMA) (4).

Variable principal

En el estudio 3082, el tratamiento con reslizumab mostr√≥ una reducci√≥n relativa del 50% en la tasa de incidencia de exacerbaciones asm√°ticas por paciente-a√Īo con respecto a placebo (reslizumab 0,9 vs. placebo 1,8; raz√≥n de tasas: 0,50; IC95%: 0,37 a 0,67), con una reducci√≥n absoluta de 0,9 exacerbaciones por paciente-a√Īo. Entre ellas, se apreci√≥ una disminuci√≥n relativa estad√≠sticamente significativa de las exacerbaciones que requirieron glucocorticoides sist√©micos durante m√°s de 3 d√≠as del 55% (IC95%: 0,33-0,62; p<0,0001) que fue de 0,88 eventos por paciente-a√Īo en t√©rminos absolutos. Por el contrario, no se observaron diferencias en aqu√©llas que necesitaron ingreso hospitalario o tratamiento de urgencias (Tabla 1).

En el estudio 3083, el tratamiento con reslizumab mostró diferencias estadísticamente significativas en la reducción global de exacerbaciones del 59% (IC95%: 0,28, 0,59) en comparación con placebo. Asimismo, mostró una disminución estadísticamente significativa de las exacerbaciones que requirieron glucocorticoides sistémicos durante más de 3 días del 61% (IC95%: 0,26, 0,58; p<0,0001). Sin embargo, no hubo diferencias estadísticamente significativas en ninguno de los dos estudios en la reducción de las exacerbaciones que requirieron ingreso hospitalario o tratamiento de urgencias (Tabla 2).

Tabla 1. Resultados en la frecuencia de exacerbaciones (variable principal, estudio 3082 análisis por intención de tratar (ITT))

RES vs. PBO

RES

PBO

Razón de tasas
(IC95%)

Valor p

Frecuencia de exacerbaciones

Pacientes con > 1 exacerbación

92

132

-

-

(%)

38%

54%

Tasa de incidencia de exacerbaciones adjudicadas (eventos por paciente y a√Īo)

Todos los episodios

0,9

1,8

0,5
(0,37, 0,67)

<0,0001*

Episodios que requirieron
glucocorticoides sist√©micos ≥ 3
días

0,72

1,6

0,45
(0,33, 0,62)

<0,0001*

Episodios que requirieron
ingreso hospitalario o
tratamiento de urgencias

0,14

0,21

0,66
(0,32, 1,36)

0,257

IC = intervalo de confianza; PBO: placebo; RES: reslizumab 3 mg/kg.
*Diferencias estadísticamente significativas.

Tabla 2. Resultados en la frecuencia de exacerbaciones (variable principal, estudio 3083,an√°lisis por ITT)

RES vs. PBO

RES

PBO

Razón de tasas
(IC95%)

Valor p

Frecuencia de exacerbaciones

Pacientes con > 1 exacerbación

59

105

-

-

(%)

25%

45%

Tasa de incidencia de exacerbaciones adjudicadas (eventos por paciente y a√Īo)

Todos los episodios

0,86

2,11

0,41
(0,28, 0,59)

<0,0001*

Episodios que requirieron
glucocorticoides sist√©micos ≥ 3
días

0,65

1,66

0,39
(0,26, 0,58)

<0,0001*

Episodios que requirieron
ingreso hospitalario o
tratamiento de urgencias

0,03

0,05

0,69
(0,29, 1,65)

0,402

IC = intervalo de confianza; PBO: placebo; RES: reslizumab 3 mg/kg.
*Diferencias estadísticamente significativas.

Los resultados del an√°lisis conjunto de ambos estudios pivotales fueron consistentes con los resultados individuales obtenidos en cada uno de ellos. El tratamiento con reslizumab mostr√≥ una reducci√≥n relativa del 54% en la tasa de incidencia de exacerbaciones asm√°ticas por paciente-a√Īo con respecto a placebo (reslizumab: 0,83 vs. placebo: 1,81; raz√≥n de tasas: 0,46 (IC95%: 0,37-0,58)).

Asimismo, el efecto en la reducción de exacerbaciones fue consistente cuando éste se analizó en función de la medicación basal, con una reducción de 55% (razón de tasas: 0,45; IC95%: 0,35, 0,58) en la población que estaba siendo tratada además con un LABA vs 49% en aquéllos que no lo estaban (razón de tasas: 0,51; IC95%: 0,29-0,89). Se apreciaron mayores descensos relativos, del 68% (razón de tasas: 0,32; IC95%: 0,18-0,55) y 69% (razón de tasas: 0,31; IC95%: 0,20-0,48) en los pacientes que recibían GCO y LTRA, respectivamente, en comparación a reducciones del 50% (razón de tasas: 0,50; IC95%: 0,39-0,64) y 42% (razón de tasas: 0,58; IC95%: 0,44-0,75) en pacientes que no estaban en tratamiento con estas medicaciones.

Variables secundarias

Los resultados para las principales variables secundarias se presentan a continuación (Tabla 3).

Tabla 3. Resultados para las variables secundarias (estudios 3082 y 3083, an√°lisis por ITT)

Estudio 3082

Estudio 3083

16 semanas

52 semanas**

16 semanas

52 semanas**

VEF1 (mL)

RES vs.PBO

137

126

93

90

   IC 95%

(76, 198)

(64, 188)

(30, 155)

(26, 153)

Valor p

<0,0001*

<0,0001

0,0037*

0,0057

AQLQ

RES vs. PBO

0,238

0,302

0,209

0,234

   IC 95%

(0,048, 0,428)

(0,137, 0,467)

(0,025, 0,393)

(0,070, 0,398)

   Valor p

0,0143*

0,0004

0,0259*

0,0052

ACQ

RES vs. PBO

-0,266

-0,255

0,196

-0,242

   IC 95%

(-0,399,-0,132)

(-0,390,-0,121)

(-0,327,-0,066)

(-0,372,-0,112)

   Valor p

0,0001*

0,0002

0,0032*

0,0003

ASUI

RES vs. PBO

0,058

0,061

0,035

0,036

   IC 95%

(0,034,0,083)

(0,038,0,084)

(0,011, 0,059)

(0,014, 0,057)

   Valor p

0,0001*

0,0001

0,0037*

0,0011

Uso de SABA

RES vs. PBO

-0,276

-0,152

-0,062

-0,180

   IC 95%

(-0,57, 0,045)

(-0,467, 0,163)

(-0,411, 0,287)

(-0,502, 0,142)

   Valor p

0,0919

0,3435

0,7263

0,2732

Recuento de eosinófilos

RES vs. PBO

-0,466

-0,455

-0,479

-0,489

   IC 95%

(-0,514, -0,418)

(-0,491, 0,419)

(-0,519, -0,439)

(-0,525, -0,472)

   Valor p

0,0001

0,0001

0,0001

0,0001

ACQ = cuestionario del control del asma; AQLQ = cuestionario de calidad de vida en
pacientes con asma; ASUI = índice de utilidad de los síntomas del asma; IC = intervalo
de confianza; PBO: placebo; RES: reslizumab 3 mg/kg; VEF1 = volumen espiratorio
forzado en el primer segundo.
*Diferencias estadísticamente significativas, de acuerdo al análisis jerarquizado de las
variables para el manejo de la multiplicidad.
**No se realizaron ajustes por multiplicidad.
Para los c√°lculos se utiliza la diferencia media de minimos cuadrados.

An√°lisis de subgrupos (post-hoc)

A petición del Comité de Medicamentos de Uso Humano de la EMA (CHMP) se realizaron los siguientes análisis de resultados con los datos de los estudios 3082 y 3083 (9):

Pacientes con asma eosinofílica grave

Se consideraron dentro de esta categor√≠a los pacientes con un recuento de eosin√≥filos en sangre de al menos 400 c√©lulas ¬ĶL-1 al inicio del tratamiento y que se encontraban en los escalones cuarto y quinto de la gu√≠a GINA, es decir, aqu√©llos que estaban en tratamiento con dosis de medias a altas de GCI (‚Č• 440 ¬Ķg de propionato de fluticasona o equivalente) junto con otro f√°rmaco para el control del asma, con o sin GCO de mantenimiento.

En total, una cohorte de 763 pacientes de los estudios 3082 y 3083 cumplía estos criterios, con un 69% de los pacientes clasificados como GINA 4 y un 11% como GINA 5

El tratamiento con reslizumab mostró una reducción en la frecuencia de exacerbaciones en este subgrupo del 56% (IC95%: 0,34-0,56) frente a placebo, en línea con el efecto observado en la población total (54%).

A continuación se muestran los resultados para las variables secundarias seleccionadas (Tabla 4):

Tabla 4. Resultados para las principales variables secundarias (an√°lisis post-hoc, estudios 3082 y 3083, an√°lisis por ITT)

Población total

Subgrupos 4 y 5 GINA

16 semanas

52 semanas

16 semanas

52 semanas

VEF1 (ml)

RES vs. PBO

117

110

143

129

IC 95%

(73-160)

(66-154)

(94-192)

(80-179)

ACQ

RES vs. PBO

-0,232

-0,25

-0,321

-0,33

IC 95%

(-0,325;-0,139)

(-0,343;-0,156)

(-0,424;-0,218)

(-0,433;-0,226)

AQLQz

RES vs. PBO

0,226

0,272

0,295

0,346

IC 95%

(0,094-0,359)

(0,155-0,388)

(80,151;0,438)

(0,219;0,473)

ACQ = cuestionario del control del asma; AQLQ = cuestionario de calidad de vida en
pacientes con asma; IC = intervalo de confianza; PBO: placebo; RES: reslizumab 3
mg/kg; VEF1= volumen espiratorio forzado en el primer segundo.

Pacientes con asma eosinofílica grave refractaria

De acuerdo a los criterios establecidos, un total de 306 pacientes (32%) de los 953 pacientes incluidos en el análisis integrado de los estudios 3082 y 3083, fueron considerados refractarios al tratamiento (correspondientes a los escalones quinto y sexto de la guía GEMA y población diana finalmente autorizada en la indicación) (4,12).

El tratamiento con reslizumab dio lugar a una reducción en la tasa anual de exacerbaciones del 59% en los pacientes refractarios al tratamiento (razón de tasas: 0,41; IC95%: 0,28, 0,60) y del 49% en los pacientes no refractarios (razón de tasas: 0,51; IC95%: 0,38, 0,68).

Estos resultados fueron respaldados por los efectos en la función pulmonar y en las variables comunicadas por los pacientes.

Estudio 3081(n=315) (13)

Se trat√≥ de un estudio de 16 semanas de duraci√≥n, cuyo objetivo principal fue caracterizar el efecto de reslizumab en el VEF1 a dos niveles de dosis diferentes (0,3 y 3 mg/kg de peso) en pacientes con asma persistente y niveles elevados de eosin√≥filos (> 400 c√©lulas őľL), cuyos s√≠ntomas estaban inadecuadamente controlados con GCI, junto con o sin f√°rmacos adicionales para el control del asma.

  • Resultados

Se aleatorizaron un total de 315 pacientes (105 al grupo placebo, 104 a recibir reslizumab a la dosis de 0,3 mg/kg y 106 para recibir 3 mg/kg de peso), de los cuales 265 (84%) completaron el estudio.

La media de edad era de 43,9 a√Īos, siendo mayor el porcentaje de mujeres (58% del total), con una historia media de asma de 20,4 a√Īos. El recuento medio de eosin√≥filos en sangre era de 613,7 c√©lulas ¬ĶL-1. El VEF-1 medio era del 70,1% del valor esperado, con una puntuaci√≥n media en el ACQ y AQLQ de 2,5 y 4,35, respectivamente.

La dosis media diaria de GCI era de 775,5 ¬Ķg. El 78% de los pacientes estaba utilizando un agonista ő≤2.

A las 16 semanas, reslizumab mostró globalmente una mejoría significativa del VEF1 (variable principal) frente a placebo con ambas dosis de 0,3 mg/kg (115 mL; p = 0,0237) y de 3 mg/kg (160 mL; p = 0,0018).

En cuanto a las variables secundarias, el grupo tratado con reslizumab a la dosis autorizada mostró diferencias estadísticamente significativas respecto a placebo en el ACQ: -0,359 (IC95%: -0,577, -0,140; p=0,0014) y en el AQLQ: 0,359 (IC95%: 0,047, 0,670; p=0,0014).

Estudio 3084 (n=496) (14)

Se trató de un estudio de 16 semanas de duración, cuyo objetivo principal fue evaluar la eficacia de reslizumab administrado a la dosis de 3 mg/kg de peso cada 4 semanas en pacientes con asma de moderada a grave, no seleccionados por el recuento basal de eosinófilos, en cuanto a la mejoría en la función pulmonar. La variable principal fue el cambio en el VEF1 respecto a los valores iniciales a la semana 16, que fue analizada mediante un modelo de regresión lineal para estudiar el efecto del tratamiento con respecto a los niveles de eosinófilos basales.

  • Resultados

En total se aleatorizaron 496 pacientes. Los grupos de tratamiento (reslizumab 3,0 mg/kg y placebo) fueron similares en cuanto a edad (media 44,9 y 45,1 a√Īos). El 34% y el 45%, respectivamente, fueron mujeres.

Un porcentaje similar de pacientes había presentado una exacerbación asmática en los 12 meses previos a la aleatorización (40% y 41%, respectivamente).

Una peque√Īa proporci√≥n de pacientes presentaba unos valores basales de eosin√≥filos ‚Č• 400 c√©lulas őľL-1(placebo: n=19/97 (19,6%) y reslizumab: n=77/395 (19,5%)).

No hubo diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos para la variable principal (reslizumab vs. placebo=68 ml; valor p=0,17).

Asimismo, no hubo una interacci√≥n significativa respecto al recuento de eosin√≥filos en sangre y el cambio en el VEF1 (p=0,24), si bien se observ√≥ un efecto superior de reslizumab vs. placebo en los pacientes que presentaban recuentos iniciales de eosin√≥filos ‚Č• 400 c√©lulas őľL-1 (diferencia vs. placebo: 270 mL; p=0,0436) en comparaci√≥n a los que ten√≠an niveles inferiores a 400 (diferencia vs. placebo 31 mL).

El an√°lisis de las variables secundarias mostr√≥ peque√Īas mejor√≠as en comparaci√≥n con placebo, superiores en el subgrupo que presentaba valores de eosin√≥filos en sangre ‚Č•400 c√©lulas őľL-1 .

Estudio 3085 (n=1.052) (15)

Se trató de un estudio de extensión abierto cuyo objetivo principal fue evaluar la seguridad a largo plazo (hasta 24 meses) de reslizumab administrado a la dosis de 3,0 mg/kg, pero que evaluó también la eficacia a largo plazo, incluyendo un análisis del cambio con respecto a los valores iniciales en pruebas de la función pulmonar y otras medidas de control del asma, así como los niveles de eosinófilos en sangre. Se incluyeron 1.052 pacientes que habían completado los estudios 3081, 3082 o 3083, o bien que habían recibido al menos dos dosis en el estudio 3081. De ellos, 480 pacientes (46% del total) fueron tratados con reslizumab por primera vez (habían sido tratados con placebo en los estudios previos). Las medidas que evaluaron la función pulmonar se mantuvieron estables a lo largo del mismo, con respecto a los valores iniciales. Se apreciaron tendencias de mejoría en la función pulmonar y medidas de control del asma en los pacientes que no habían recibido reslizumab previamente. Del mismo modo, el tratamiento con reslizumab produjo un descenso en el recuento de eosinófilos en dichos pacientes, similares a los niveles alcanzados tras la administración de la primera dosis de reslizumab en los estudios de los que procedían.

Seguridad

Con los datos disponibles de seguridad, un total de 2.195 sujetos recibieron al menos una dosis de reslizumab. De ellos, 1.006 pacientes con asma fueron expuestos durante al menos 6 meses, 759 durante un periodo m√≠nimo de un a√Īo y 237 durante m√°s de 2 a√Īos (hasta un m√°ximo de 3 a√Īos).

En general, el patr√≥n de efectos adversos seg√ļn frecuencia, gravedad, y relaci√≥n con el tratamiento, fue similar entre los grupos que recibieron placebo y reslizumab a la dosis de 3,0 mg/kg de peso.

El n√ļmero de pacientes con al menos un efecto adverso fue superior en el grupo placebo (81%) que en el grupo reslizumab (67%).

Los efectos adversos graves ocurrieron en un 7% en el grupo tratado con reslizumab y en un 10% en el grupo que recibió placebo. Estos incluyeron asma, neumonía, tos, sinusitis y gripe, todos ellos (salvo el asma, que se observó con una mayor frecuencia en el grupo que recibió placebo) con frecuencias comparables entre ambos grupos.

El efecto adverso comunicado con más frecuencia fue el aumento de los niveles sanguíneos de creatinina fosfokinasa (CPK), si bien estos aumentos fueron transitorios y asintomáticos, sin que dieran lugar a interrupciones del tratamiento.

Los efectos adversos que dieron lugar a interrupción del tratamiento fueron similares en cuanto a incidencia entre ambos grupos de tratamiento (5%). Se observaron diferencias en cuanto a anafilaxia (3 pacientes en el grupo reslizumab vs. 0 en el grupo placebo) e incremento de la CPK en sangre (1 paciente en el grupo reslizumab vs. 0 en el grupo placebo).

Reacciones anafil√°cticas

Cinco pacientes en el grupo reslizumab (<1%) y ninguno en el grupo placebo experimentaron reacciones anafilácticas. Tres casos (0,19%) tuvieron una relación temporal con la perfusión y fueron observados durante la perfusión o en los 20 minutos siguientes y tras la administración de la segunda dosis, dando lugar a la discontinuación del tratamiento. Estos se resolvieron de manera completa con la terapia estándar y no tuvieron efecto residual. Los síntomas principales fueron, entre otros, afectación cutánea o mucosa, disnea, sibilancias, síntomas gastrointestinales y escalofríos.

Mialgia

Se comunicaron casos de mialgia en el 0,97% de los pacientes (10 pacientes de un total de 1.028) tratados con reslizumab a la dosis de 3 mg/kg de peso en comparación con 0,55% de los pacientes (4 de 730) en el grupo placebo.

Neoplasias

En el programa de desarrollo cl√≠nico, un total de 24 pacientes fueron diagnosticados de neoplasia maligna. De ellos, 9 casos ocurrieron en estudios controlados con placebo: 6 de 1.028 pacientes (0,6%) tratados con reslizumab en comparaci√≥n con 2 de los 730 pacientes (0,3%) en el grupo placebo. Las 15 neoplasias restantes se comunicaron en 15 de 1.052 pacientes (1,4%) incluidos en el estudio de extensi√≥n abierto no controlado con reslizumab durante aproximadamente 2 a√Īos de seguimiento (estudio 3085) (15). Las neoplasias observadas fueron diversas en cuanto a su naturaleza, siendo improbable una relaci√≥n causal con el tratamiento, por lo cual se ha considerado √ļnicamente como un riesgo potencial a seguir post- autorizaci√≥n.

Inmunogenicidad

Se detectaron anticuerpos anti-reslizumab en 49 de los 1.014 pacientes (5%) que fueron tratados con reslizumab hasta 36 meses. Su presencia no se relacionó con reacciones de anafilaxia o hipersensibilidad. Tampoco hubo impacto aparente en la farmacocinética de reslizumab ni en la eficacia clínica (frecuencia de exacerbaciones o función pulmonar), lo que indica ausencia de actividad neutralizante.

DISCUSI√ďN

El tratamiento con reslizumab ha demostrado reducciones relativas estad√≠sticamente significativas del 50% y 59% en la frecuencia anual de exacerbaciones cl√≠nicamente relevantes vs. placebo en los estudios pivotales 3082 y 3083, respectivamente, que incluyeron pacientes con un recuento de eosin√≥filos en sangre de al menos 400 c√©lulas őľL En ambos casos, este descenso se debi√≥ a una disminuci√≥n en la frecuencia de episodios que requirieron glucocorticoide, no apreci√°ndose tales diferencias en las exacerbaciones m√°s severas (aquellas que necesitaron visita a urgencias u hospitalizaci√≥n) (tablas 1 y 2).

En cuanto a la función pulmonar, se observaron mejorías estadísticamente significativas y clínicamente relevantes en el VEF1, con diferencias respecto a los valores iniciales en comparación con placebo de 137 ml y de 93 ml a las 16 semanas en los estudios 3082 y 3083, respectivamente. Este efecto se mantuvo a lo largo de los mismos. Los resultados se mantuvieron a lo largo del tiempo, de acuerdo a los datos procedentes del estudio de extensión abierto (3085).

En el estudio 3084, que incluy√≥ una poblaci√≥n asm√°tica no seleccionada respecto al recuento basal de eosin√≥filos, no se observaron diferencias estad√≠sticamente significativas en cuanto a la funci√≥n pulmonar respecto a placebo, si bien, se observ√≥ un efecto superior de reslizumab en la escasa proporci√≥n de pacientes que presentaban recuentos iniciales de eosin√≥filos superiores a 400 c√©lulas/őľL, lo que apoya que reslizumab s√≥lo es efectivo en pacientes con el fenotipo de asma eosinof√≠lica con niveles elevados de eosin√≥filos.

Se apreciaron diferencias estadísticamente significativas en los síntomas y calidad de vida relacionados con el asma, evaluados a través de los cuestionarios ACQ y AQLQ, si bien estas no alcanzaron la diferencia mínima clínicamente relevante de 0,5 puntos (16,17), tanto en los estudios pivotales como en los estudios 3081 y 3084.

Aproximadamente el 80% de los pacientes incluidos padecían asma grave, correspondiente a los escalones cuarto (69%) y quinto (11%) de la guía GINA (1). Un análisis integrado post-hoc de los estudios pivotales demostró una reducción comparable en la frecuencia de exacerbaciones en este subgrupo (56%) con respecto a la población total (54%).

Asimismo, para la mayoría de las variables secundarias que evaluaron la función pulmonar y calidad de vida, los resultados fueron comparables a los obtenidos para la población total, con efectos del tratamiento numéricamente superiores.

Un segundo análisis post-hoc (9), considerando la población refractaria al tratamiento (mal controlados a pesar de GCI+LABA a dosis altas y/o necesidad de GCO durante al menos 6 meses), mostró un efecto clínicamente más relevante en la población refractaria (reducción del 59%) que en la no refractaria (reducción del 49%), siendo ésta la población diana incluida en la indicación autorizada (correspondiente con los escalones 5 y 6 de la guía GEMA) (4).

Con los datos disponibles, el perfil de seguridad de reslizumab es aceptable, siendo el efecto adverso m√°s frecuente el incremento de los niveles de CPK en sangre y el m√°s relevante la posibilidad de reacciones anafil√°cticas

Hasta la fecha, el √ļnico principio activo autorizado espec√≠ficamente para el tratamiento de esta patolog√≠a era mepolizumab, indicado como tratamiento adicional en pacientes adultos con asma eosinof√≠lica refractaria grave (7). √Čste ha demostrado ser eficaz en la reducci√≥n de exacerbaciones y en la reducci√≥n de la dosis diaria de GCO en pacientes con asma eosinof√≠lica grave que no se encuentran adecuadamente controlados a pesar del tratamiento con dosis elevadas de GCI+LABA y/o GCO (18).

En el caso de reslizumab, la indicaci√≥n autorizada es el tratamiento del asma eosinof√≠lica grave no controlada a pesar del tratamiento con dosis altas de GCI y otro f√°rmaco para el control del asma. Aunque en los ensayos se incluy√≥ una poblaci√≥n en tratamiento con dosis medias-altas de GCI (> 440 ¬Ķg de propionato de fluticasona o equivalente), la indicaci√≥n ha sido restringida a pacientes que se encuentran mal controlados a pesar de dosis altas, considerando que, de acuerdo a las recomendaciones actuales, en aqu√©llos tratados con dosis medias pueden aumentarse las dosis de GCI antes de iniciar el tratamiento con reslizumab.

Al igual que mepolizumab, ha demostrado una reducción en las exacerbaciones clínicamente relevantes así como una mejoría en la función pulmonar, pero a diferencia de éste, no hay datos disponibles respecto a la reducción en el uso de GCO. Asimismo, es importante destacar que en los estudios pivotales 3082 y 3083, tan sólo el 13,1% y 9,1% de los pacientes estaban siendo tratados con GCO, en comparación a un tercio de los pacientes reclutados en los estudios pivotales presentados para mepolizumab (18).

La poblaci√≥n diana, de acuerdo a la indicaci√≥n autorizada, corresponde a aquella incluida en los escalones 5 y 6 de la gu√≠a GEMA, es decir, pacientes no controlados con dosis altas de GCI+LABA o dosis altas de GCI+LABA+tiotropio o ARLT o teofilina, con o sin GCO a√Īadidos (4).

Tampoco existen comparaciones directas con mepolizumab, no pudiendo establecerse diferencias entre ambos, si bien en la elección del tratamiento debe tenerse en cuenta la ausencia de datos respecto al uso de GCO así como las limitaciones y complicaciones de la administración por vía intravenosa en comparación a la vía subcutánea.

Es importante destacar que cerca del 30% de los pacientes diagnosticados de asma eosinofílica presentan signos y síntomas compatibles con el fenotipo de asma alérgica persistente y cumplen los criterios para ser tratados con omalizumab (18,19). Actualmente no existen datos suficientes para la recomendación de un tratamiento u otro en esta subpoblación (20).

CONCLUSI√ďN

Reslizumab es un anticuerpo monoclonal humanizado que, administrado mediante perfusión intravenosa, en pacientes adultos con asma eosinofílica grave no controlada a pesar de tratamiento con dosis altas de GCI+LABA y/o GCO, ha demostrado un efecto relevante en comparación con placebo en la reducción de exacerbaciones y mejorías significativas de la función pulmonar en pacientes con niveles basales de eosinófilos elevados.

En ausencia de comparaciones directas, no puede establecerse si existen o no diferencias con respecto a mepolizumab, el otro principio activo autorizado específicamente para esta patología, presentando como limitaciones frente a mepolizumab subcutáneo la necesidad de administración por vía intravenosa, así como la ausencia de datos que avalen un efecto en la reducción del uso de GCO que sí están disponibles para mepolizumab. Estas limitaciones deberán tenerse en cuenta a la hora de seleccionar el tratamiento.

Dado que reslizumab y mepolizumab comparten mecanismo de acción (inhibidores de la IL-5), no se recomienda su administración concomitante, no existiendo tampoco datos de uso de modo secuencial.

Por todo ello, reslizumab, al igual que mepolizumab, debe considerarse una √ļltima l√≠nea de tratamiento en pacientes con asma eosinof√≠lica grave no controlada a pesar del tratamiento recomendado por las gu√≠as actuales, y cuyo fenotipo eosinof√≠lico haya sido caracterizado adecuadamente.

En pacientes con asma grave no controlada que presentan a la vez signos y síntomas compatibles con el fenotipo de asma alérgica persistente mediada por IgE y con el fenotipo eosinofílico, tanto el reslizumab como el mepolizumab (inhibidores de la IL-5) podrían considerarse como alternativa al omalizumab (anticuerpo monoclonal anti-IgE).

CONSIDERACIONES FINALES DEL GCPT

Tras un estudio farmacoecon√≥mico y teniendo en cuenta el elevado impacto presupuestario de su introducci√≥n en terap√©utica, parece necesario utilizar los inhibidores de IL-5 (mepolizumab, reslizumab) priorizando a los pacientes con asma eosinof√≠lica refractaria grave que presenten eosinofilia (‚Č•500 c√©lulas/őľL en sangre), en los que la eficacia y la eficiencia resultan netamente superiores al resto.

En pacientes con asma eosinof√≠lica grave y refractaria, con niveles de esosin√≥filos entre 400-500/őľL, pero con m√°s de dos exacerbaciones graves en el √ļltimo a√Īo que requieran el uso ‚Č•2 ciclos de corticosteroides orales o sist√©micos o aumento de la dosis de mantenimiento del mismo durante al menos 3 d√≠as, o m√°s de 1 exacerbaci√≥n grave que requiera hospitalizaci√≥n, ingreso en la uci o ventilaci√≥n mec√°nica, podr√≠a valorarse individualizadamente su uso si se aprecia un control muy deficiente del asma, refractario a las dem√°s opciones disponibles. En todo caso, la selecci√≥n entre reslizumab y mepolizumab se basar√° en criterios de eficiencia.

En pacientes con asma eosinofílica grave y refractaria con niveles de eosinófilos menores de 400 células/microlitro, reslizumab no ha demostrado ser superior a placebo en cuanto a mejora de la función pulmonar, lo que apoya que reslizumab sólo es efectivo en pacientes con el fenotipo de asma eosinofílica con niveles elevados de eosinófilos.

En pacientes con asma eosinofílico, que sea además mediada por IgE, candidatos a recibir inhibidores de IL-5 u omalizumab, la selección tendrá en cuenta criterios de eficiencia.

REFERENCIAS

   1. Global Strategy for Asthma Management and Prevention. Global Initiative for Asthma (GINA) 2016. Disponible en: www.ginasthma.org [Acceso 25/08/2016].
   2. Grupo Espa√Īol del Estudio Europeo del Asma. Estudio Europeo del Asma. Prevalencia de hiperreactividad bronquial y asma en adultos j√≥venes de cinco √°reas espa√Īolas. Med Clin. 1996;106:761-7.
   3. Aguinaga O, I, Arnedo PA, Bellido J, Guillen GF, Suarez Varela MM. Prevalencia de s√≠ntomas relacionados con el asma en ni√Īos de 13-14 a√Īos de 9 poblaciones espa√Īolas. Grupo Espa√Īol del Estudio ISAAC (International Study of Asthma and Allergies in Childhood). Med Clin (Barc ). 1999;112:171-5). http://www.gemasma.com.
   4. GEMA 4.1. Gu√≠a espa√Īola para el manejo del asma. Disponible en: http://www.gemasma.com [Acceso 25/08/2016].
   5. Chung KF, Wenzel SE, Brozek JL, et al. International ERS/ATS guidelines on definition, evaluation and treatment of severe asthma. Eur Respir J 2014;43:343- 73.
   6. Quirce S, Plaza V, Picado C, Vennera M, Casafont J. Prevalence of Uncontrolled Severe Persistent Asthma in Pneumology and Allergy Hospital Units in Spain. J Investig Allergol Clin Immunol 2011;21:466-71.
   7. Ficha t√©cnica autorizada de Nucala (mepolizumab). Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/003860/WC500198037.pdf [Acceso 25/08/2016].
   8. Ficha t√©cnica autorizada de Cinqaero (reslizumab). Disponible en: http://www.ema.europa.eu/ema/index.jsp?curl=pages/medicines/human/medicines/003912/human_med_002012.jsp&mid=WC0b01ac058001d124. [Acceso 08/11/2016].
   9. EPAR de Cinqaero (reslizumab). Disponible en: http://www.ema.europa.eu/ema/index.jsp?curl=pages/medicines/human/medicines/003912/human_med_002012.jsp&mid=WC0b01ac058001d124. [Acceso 08/11/2016].
   10. Castro M, Zangrilli J, Wechsler ME, et al. Reslizumab for inadequately controlled asthma with elevated blood eosinophil counts: results from two multicentre, parallel, double-blind, randomised, placebo-controlled, phase 3 trials. Lancet Respir Med 2015;3:355‚Äď66.
   11. Guideline on the clinical investigation of medicinal products for the treatment of asthma. Committee for Medicinal Products for Human Use (CHMP). CHMP/EWP/2922/01 Rev.1. 22 October 2015. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/en_GB/document_library/Scientific_guideline/2015/12/WC500198877.pdf [Acceso 25/08/2016].
   12. American Thoracic Society. Proceedings of the ATS workshop on refractory asthma: current understanding, recommendations, and unanswered questions. Am J Respir Crit Care Med 2000;162:2341‚Äď51.
   13. Bjermer L, Lemiere C, Maspero J, et al. A randomized phase 3 study of the efficacy and safety of reslizumab in subjects with asthma with elevated eosinophils. Eur Respir J. 2014;44(Suppl58):P299.
   14. Corren J, Weinstein S, Janka L, et al. A randomized phase 3 study of reslizumab efficacy in relation to blood eosinophil levels in patients with moderate to severe asthma. Eur Respir J. 2014;44(Suppl 58):4673.
   15. Open-Label Extension Study to Evaluate the Long-Term Safety and Efficacy of Reslizumab (3.0 mg/kg) as Treatment for Patients (12 Through 75 Years of Age) With Eosinophilic Asthma (NCT01290887). Disponible en: https://clinicaltrials.gov [Acceso 25/08/2016].
   16. Juniper EF, O‚ÄôByrne PM, Guyatt GH, Ferrie PJ, King DR. Development and validation of a questionnaire to measure asthma control. Eur Respir J 1999;14: 902-7.
   17. Juniper EF, Buist AS, Cox FM, Ferrie PJ, King DR. Validation of a standardized version of the Asthma Quality of Life Questionnaire. Chest. 1999;115:1265‚Äď70.
   18. (8) EPAR Nucala. Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/en_GB/document_library/EPAR_-_Public_assessment_report/human/003860/WC500198038.pdf [Acceso 25/08/2016].
   19. Ficha t√©cnica autorizada de Xolair (omalizumab). Disponible en: http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000606/WC500057298.pdf [Acceso 08/11/2016].
   20. A Multi-centre, Open Label, Single Arm, 32-week Treatment Study in Subjects With Severe Eosinophilic Asthma Not Optimally Controlled With Current Omalizumab Treatment Who Are Switched From Omalizumab to Mepolizumab 100mg Subcutaneous (Study Number 204471- the OSMO Study). NCT02654145. Disponible en: https://www.clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02654145. [Acceso 08/11/2016].

GRUPO DE EXPERTOS
(por orden alfabético)

Agencia Espa√Īola de Medicamentos y Productos Sanitarios
Comunidad Autónoma de Andalucía
Comunidad Autónoma de Canarias
Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha

Todos los expertos han realizado una declaración de conflictos de interés.

El Laboratorio Titular, la Sociedad Espa√Īola de Alergolog√≠a e Inmunolog√≠a Cl√≠nica, la Sociedad Espa√Īola de Farmacolog√≠a Cl√≠nica y la Sociedad Espa√Īola de Farmacia Hospitalaria han tenido oportunidad de enviar comentarios al documento, si bien el texto final es el adoptado por el GCPT.

† Fecha de adopción de la fase I del informe por el GCPT: 13 de diciembre de 2016.

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.