hivid film-coated tablet 0.375 mg ( Países Bajos Países Bajos)

Clase ATC: j05af03 - zalcitabina

Zalcitabina

lactancia: evitar
lactancia: evitar

Antiinfecciosos para uso sistémico  >  Antivirales de uso sistémico  >  Antivirales de acción directa  >  Nucleósidos y nucleótidos inhibidores de la transcriptasa inversa


Indicaciones terapéuticas y Posología
Zalcitabina

Advertencias y precauciones
Zalcitabina

La mayor toxicidad clínica es la neuropatía periférica, una neuropatía sensoriomotora caracterizada inicialmente por entumecimiento y disestesia con ardor que involucra las extremidades distales. Estos síntomas pueden estar seguidos de dolores agudos y fuertes o dolor continuo que arde si no se retira el fármaco. La neuropatía puede progresar a un dolor grave que requiere de analgésicos narcóticos y es potencialmente irreversible, especialmente si no se suspende rápidamente. En algunos pacientes, los síntomas de neuropatía pueden progresar inicialmente a pesar de que se suspenda el tto.. Si se suspende rápidamente en general la neuropatía es reversible en forma lenta. Se recomienda que los pacientes con neuropatía periférica moderada a severa, evidenciada por síntomas y datos objetivos, eviten el tto; deberá utilizarse con cuidado en pacientes con riesgo de desarrollar neuropatía periférica: pacientes con conteos bajos de células CD4 (CD4 < 50 células/mm3) y/o pacientes que reciban zalcitabina de forma concomitante con fármacos que tengan el potencial de causar neuropatía periférica; Se recomienda ampliamente que se realice un monitoreo cuidadoso en estos individuos. Si ocurre una neuropatía periférica en pacientes tratados con zalcitabina, su uso deberá ser interrumpido o suspendido; se ha observado la ocurrencia de pancreatitis fatal asociada a la administración. Tanto la pancreatitis como los niveles asintomáticos elevados de amilasa sérica ocurren de manera poco común durante la terapia; deberá tenerse cuidado al administrarlo a cualquier paciente con una historia de pancreatitis o que presente un factor de riesgo conocido para el desarrollo de pancreatitis. Los pacientes con una historia de pancreatitis o niveles elevados de amilasa sérica deberán ser observados cuidadosamente durante el tto; el tto deberá interrumpirse cuando aparezca un nivel creciente de amilasa sérica asociado con disglucemia, niveles crecientes de triglicéridos, niveles decrecientes de Ca sérico o algún otro parámetro que sugiera una pancreatitis inminente, hasta que se tenga un diagnóstico clínico y también si se requiere de un tto. con algún otro fármaco que cause pancreatitis (como la pentamidina). Sólo deberá volver a administrarse una vez que se ha descartado la pancreatitis. Si se desarrolla pancreatitis clínica durante el tto, se recomienda que se suspenda su uso permanentemente. Otros efectos adversos graves: Se han reportado casos poco frecuentes de úlceras orales y esofágicas, y reacciones de hipersensibilidad (reacción anafiláctica, urticaria sin otras señales de anafilaxis); deberá considerarse la interrupción del tto. en pacientes que desarrollen úlceras esofágicas que no respondan al tto. específico para patógenos oportunistas; se han reportado también algunos casos poco frecuentes de cardiomiopatía y falla cardiaca congestiva en pacientes; deberá tenerse cuidado al tratar pacientes con cardiomiopatía basal o con una historia de ICC; se han reportado casos raros de acidosis láctica en ausencia de hipoxemia y de hepatomegalia grave con esteatosis asociados al uso de análogos de nucleósidos; también se han encontrado casos de falla hepática en asociación con hepatitis B subyacente y monoterapia; deberá tenerse mucho cuidado en el tto en pacientes con enf. hepática preexistente, anormalidades en las enzimas hepáticas, una historia de abuso de etanol o hepatitis; deberá interrumpirse o suspenderse si se presenta un deterioro en las pruebas de función hepática, esteatosis hepática, hepatomegalia progresiva o acidosis láctica inexplicable; en pacientes con IR deberá considerarse un ajuste de la dosis; en individuos con enf. hepática preexistente o con una historia de abuso de etanol, puede asociarse a la exacerbación de la disfunción hepática; no se ha establecido la seguridad y eficacia de la terapia en niños < 13 años infectados con VIH; no se cuenta con información específica sobre el uso de zalcitabina en ancianos. En estos pacientes, deberá ponerse especial atención a la información sobre la función renal y hepática; se deberá informar a los pacientes que no es una cura para la infección por VIH, que es posible que continúen desarrollando enf. asociadas con infección avanzada por VIH, incluyendo infecciones oportunistas. Como es difícil con frecuencia determinar si los síntomas son resultado de un efecto farmacológico o la manifestación de la enf. subyacente, se deberá motivar a los pacientes para reportar todos los cambios en su condición al médico. Se deberá informar a los pacientes que el uso de zalcitabina o de otros fármacos antirretrovirales no elimina la necesidad de mantener las prácticas diseñadas para prevenir la transmisión del VIH. Se deberá instruir a los pacientes sobre los síntomas tempranos de la neuropatía periférica y pancreatitis para que los reporten de inmediato a su médico. Como el desarrollo de la neuropatía periférica parece tener relación con la dosis de zalcitabina, los pacientes deberán seguir las instrucciones del médico en relación con la dosis prescrita; las mujeres en edad fértil deberán utilizar métodos efectivos de anticoncepción mientras estén en tto.

Insuficiencia hepática
Zalcitabina

Precaución. Considerar reducir dosis o interrumpir el tto.

Insuficiencia renal
Zalcitabina

Precaución. El ajuste de la dosis se efectuará de la manera siguiente: Clcr 10-40 ml/min: redúzcase la dosis a 0,750 mg/12 h; Clcr < 10 ml/min: redúzcase la dosis a 0,750 mg/día.

Interacciones
Zalcitabina

No se han observado interacciones farmacocinéticas importantes entre la zidovudina y la zalcitabina que se hayan confirmado clínicamente. La zalcitabina tampoco afecta a la fosforilación intracelular de la zidovudina; sobre interacciones farmacocinéticas de la zalcitabina con la didanosina, la lamivudina y la estavudina no hay datos disponibles. No se apreciaron interacciones farmacocinéticas importantes en dos ensayos clínicos con biterapia (zalcitabina + zidovudina) o triterapia (zalcitabina + zidovudina + saquinavir). Debe procederse con especial cautela cuando se administre a pacientes en tto. con otros medicamentos que puedan causar neuropatía periférica; debe evitarse el uso simultáneo con fármacos que puedan provocar neuropatía periférica. En concreto, se ha descrito neuropatía periférica con el uso de análogos nucleosídicos antirretrovíricos, cloranfenicol, dapsona, disulfiram, etionamida, glutetimida, oro, hidralacina, yodoquinol, isoniacida, metronidazol, nitrofurantoína, fenitoína, ribavirina y vincristina. No se recomienda el uso concomitante con didanosina; La anfotericina, el foscarneto y los aminoglucósidos pueden aumentar el riesgo de neuropatía periférica u otros efectos secundarios relacionados, ya que interfieren en el aclaramiento renal de la zalcitabina (y incrementan así la exposición sistémica); en los pacientes que requieran cualquiera de estos fármacos junto con zalcitabina y zidovudina deben realizarse frecuentes controles clínicos y analíticos, ajustándose la dosis ante cualquier cambio significativo de la función renal. Se interrumpirá temporalmente el tto. siempre que sea necesario administrar fármacos que puedan causar pancreatitis; se ha descrito un caso de muerte por pancreatitis fulminante posiblemente relacionada con la administración conjunta con pentamidina IV; en concreto, si se hace necesaria la pentamidina para tratar la neumonía por Pneumocystis carinii, deberá suspenderse la terapia con zalcitabina mientras dure la administración, más un periodo adicional de 2 sem (periodo de lavado); la administración simultánea de probenecid o cimetidina disminuye la eliminación de la zalcitabina, posiblemente por inhibición de la secreción tubular renal. Si un paciente recibe alguno de estos fármacos junto con la zalcitabina, es preciso extremar la vigilancia por si aparecieran signos de toxicidad y fuera necesario reducir la dosis de zalcitabina; la absorción de la zalcitabina se reduce moderadamente (en torno a un 25%) cuando se administra de forma simultánea con antiácidos que contiene magnesio o aluminio. Aunque se desconoce la relevancia clínica de esta reducción, se desaconseja la administración conjunta de zalcitabina y antiácidos que contengan magnesio o aluminio. La biodisponibilidad disminuye ligeramente (en torno a un 10%) cuando la zalcitabina y la metoclopramida se administran conjuntamente; la doxorrubicina provoca in vitro una disminución de la fosforilación de la zalcitabina (inhibición superior al 50% en la formación total de fosfatos) en las células U937/Molt 4, lo cual se traduce en una menor actividad de la zalcitabina como consecuencia del descenso en la formación de metabolitos activos; el trimetoprim aumenta considerablemente (37%) el área bajo la curva de la zalcitabina debido a la inhibición de su eliminación tubular renal; la zalcitabina, en cambio, no altera la disposición del trimetoprim.
Lab: se han reportado las siguientes: anemia, leucopenia, neutropenia, elevación de transaminasas glutamico-oxalacética y glutamico-pirúvica, así como de fosfatasa alcalina, eosinofilia y trombocitopenia.

Embarazo
Zalcitabina

No se ha establecido la seguridad de zalcitabina para ser usado durante el embarazo.

Lactancia
Zalcitabina

No se sabe si la zalcitabina se excreta en leche. Las mujeres en tto. con zalcitabina no deberán amamantar.

Reacciones adversas
Zalcitabina

Neuropatía periférica; se han identificado linfomas como consecuencia de la infección por VIH; fibrilación atrial, cardiomiopatía, ICC, HTA, palpitaciones, síncope, taquicardia; coordinación anormal, ataxia, parálisis de Bell, mareos, disfonía, dolor de cabeza, hipercinesia, hipocinesia, hipertonía, migraña, neuralgia, neuritis, convulsiones, estupor, temblores, espasmos, vértigo; dolor abdominal, anorexia, estreñimiento, diarrea, boca seca, dispepsia, disfagia, abdomen distendido, amilasa elevada, eructos, dolor esofágico, esofagitis, flatulencia, gastritis, hemorragia gastrointestinal, glositis, enf. de las encías, hemorroides, náuseas, úlceras orales y esofágicas, pancreatitis, hemorragia rectal, úlceras rectales, agrandamiento de la glándula salival, estomatitis, ulceraciones de la lengua, vómitos; anemia, eosinofilia, leucopenia, neutropenia, trombocitopenia; función hepática anormal (elevación de la fosfatasa alcalina, elevación de SGOT, elevación de SGPT), falla hepática, hepatitis, daño hepatocelular, hepatomegalia, ictericia.; acidosis láctica; artralgia, artritis, artropatía, debilidad muscular, dolor musculoesquelético, mialgia, miositis; agitación, amnesia, ansiedad, confusión, demencia, despersonalización, depresión, susceptibilidad emocional, euforia, concentración disminuida, insomnio, reacciones maniacas, somnolencia, nerviosismo; tos, cianosis, disnea, faringitis; acné, alopecia, erupciones vesiculares, dermatitis, pápulas eritematosas, rubor, prurito, erupciones cutáneas, sudor, urticaria; visión anormal, sordera, bloqueo del oído, anormalidades del ojo, dolor en el ojo, pérdida del gusto, parosmia, alteración del sabor, tinnitus, xeroftalmía; función renal anormal, falla renal aguda, gota, hiperuricemia, micciones frecuentes, poliuria, cálculos renales, quistes renales, nefropatía tóxica.


Fuente: COFEPRIS

Ver listado de abreviaturas