3TC-AZT ELEA

Nombre local: 3TC-AZT ELEA
País: Argentina
Laboratorio: LABORATORIO ELEA PHOENIX S.A.
Vía: Vía oral
Forma: comprimido recubierto
ATC: Zidovudina y lamivudina


ATC: Zidovudina y lamivudina

lactancia: evitar Lactancia: evitar
lactancia: evitar

Antiinfecciosos para uso sistémico  >  Antivirales de uso sistémico  >  Antivirales de acción directa  >  Antivirales para el tratamiento de infecciones por VIH, combinaciones


Mecanismo de acción
Zidovudina y lamivudina

Lamivudina y zidovudina son análogos de nucleósidos que tienen actividad frente al VIH. Además, lamivudina tiene actividad frente al virus de la Hepatitis B (VHB). Ambos medicamentos son metabolizados intracelularmente a sus respectivas fracciones activas lamivudina-5?-trifosfato (TP) y zidovudina-5?-TP respectivamente. Su principal mecanismo de acción es como terminadores de cadena de la transcripción inversa viral. Lamivudina-TP y zidovudina-TP presentan actividad inhibidora selectiva frente a la replicación del VIH-1 y VIH-2 in vitro; lamivudina también es activa frente a aislados clínicos de VIH resistentes a zidovudina.

Indicaciones terapéuticas
Zidovudina y lamivudina

Tratamiento antirretroviral combinado para el tratamiento de la infección por VIH.

Posología
Zidovudina y lamivudina

Modo de administración
Zidovudina y lamivudina

Vía oral. Administrar con o sin alimentos. Deben tragarse sin partir. Dificultad para tragar: partir y añadir a pequeña cantidad de comida semi-sólida o líquido y tomar de inmediato.

Contraindicaciones
Zidovudina y lamivudina

Hipersensibilidad; pacientes con recuentos de neutrófilos anormalmente bajos (< 0,75 x 10<exp>9<\exp>/l) o niveles de Hb anormalmente bajos (< 7,5 g/dl o 4,65 mmol/l).

Advertencias y precauciones
Zidovudina y lamivudina

Ancianos; no recomendado en: niños con p.c. < 14 kg, I.R., I.H. grave; tomar precauciones, conforme a las directrices nacionales, para prevenir la transmisión sexual; evitar con estavudina; riesgo de: infecciones oportunistas, anemia, neutropenia y leucopenia (controlar parámetros hematológicos cada 2 sem los 3 primeros meses y 1 vez/mes posteriormente en VIH avanzado), pancreatitis (suspender el tratamiento si aparece), disfunción mitocondrial en niños expuestos in útero, lipoartrofia, aumento de peso y de niveles de glucosa y lípidos en sangre (monitorizar niveles), s. de reconstitución inmune con inmunodeficiencia grave (evaluar síntoma inflamatorio y establecer trastornos.) y trastornos autoinmunes (enf. de Graves y hepatitis autoinmune), osteonecrosis (vigilar dolor/rigidez articular y dificultad de movimiento); notificados casos de acidosis láctica asociada a hepatomegalia y esteatosis hepática (precaución en pacientes (en especial si son mujeres obesas) con hepatomegalia, hepatitis, otros factores de riesgo de hepatopatía y esteatosis hepática incluyendo determinados medicamentos y alcohol, y en con-infectados VHC en tratamiento con interferón alfa y ribavirina (vigilar estrechamente e interrumpir si: elevación rápida de aminotransferasas, hepatomegalia progresiva y acidosis metabólica/láctica); no se establecido seguridad y eficacia en pacientes con trastornos hepáticos subyacentes significativos; riesgo de reacción hepática grave con hepatitis B o C crónica (si se interrumpe tratamiento en VHB puede producirse exacerbación de hepatitis, control periódico mín. 4 meses) y de anomalías de función hepática con disfunción preexistente, incluida hepatitis crónica activa (control estándar y suspender si hay empeoramiento); no recomendado con: ribavirina en pacientes coinfectados con VHC, otros medicamentos que contengan lamivudina o emtricitabina ni con cladribina.

Insuficiencia hepática
Zidovudina y lamivudina

No recomendado en I.H. grave.

Insuficiencia renal
Zidovudina y lamivudina

No recomendado.

Interacciones
Zidovudina y lamivudina

Exposición alterada por: inductores o inhibidores de las enzimas UGT; inhibidores de transportadores de cationes orgánicos o fármacos nefrotóxicos.
no recomendado con: estavudina; cladribina.
Espaciar dosis 2 h con: claritromicina.
Ajustar dosis en caso de I.R. con: cotrimoxazol (monitorizar).
Monitorizar signos de toxicidad con: fluconazol; ác. valproico; metadona; probenecid.
Monitorizar concentraciones de: fenitoína.
Reevaluar en tto. concomitante con: metadona.
Evitar con: medicamentos con sorbitol u otros polialcoholes de acción osmótica o alcoholes monosacáridos (p.ej. xilitol, manitol, lactitol, maltitol). Si es necesario administrar, monitorización frecuente.

Embarazo
Zidovudina y lamivudina

Como norma general, cuando se decida utilizar agentes antirretrovirales para el tratamiento de la infección por el VIH en mujeres embarazadas y en consecuencia, para reducir el riesgo de transmisión vertical del VIH al recién nacido, se deben tener en cuenta los datos de los animales, así como la experiencia clínica en mujeres embarazadas. En este caso, el uso de zidovudina en mujeres embarazadas, con el posterior tratamiento de los recién nacidos, ha mostrado reducir la tasa de transmisión materno-fetal del VIH. La gran cantidad de datos sobre las mujeres embarazadas que tomaban lamivudina o zidovudina no indican toxicidad malformativa (más de 3.000 casos de exposición durante el primer trimestre a cada uno de ellos, de los cuales más de 2.000 casos tuvieron exposición tanto a lamivudina como a zidovudina). El riesgo de malformaciones es poco probable en los seres humanos, en base a la moderada cantidad de datos mencionada.
Los principios activos pueden inhibir la replicación del ADN celular. En un estudio con animales la zidovudina ha demostrado ser carcinógeno transplacentario. Se desconoce la relevancia clínica de estos hallazgos. Para las pacientes co-infectadas con hepatitis que estén siendo tratadas con medicamentos que contengan lamivudina, y posteriormente se queden embarazadas, se debe considerar la posibilidad de una recurrencia de la hepatitis al interrumpir el tratamiento con lamivudina.
Disfunción mitocondrial: análogos de nucleósidos y nucleótidos han demostrado in vitro e in vivo que causan un grado variable de daño mitocondrial. Ha habido notificaciones de disfunción mitocondrial en bebés VIH-negativos expuestos in utero y/o post-natal a análogos de nucleósidos.

Lactancia
Zidovudina y lamivudina

Tanto lamivudina como zidovudina se excretan en leche materna a concentraciones similares a las encontradas en el suero. Basado en más de 200 parejas madre/hijo tratadas frente al VIH, se puede afirmar que las concentraciones séricas de lamivudina en lactantes de madres tratadas para el VIH son muy bajas (<4% de las concentraciones séricas maternas) y éstas disminuyen progresivamente a niveles indetectables cuando los lactantes alimentados con leche materna alcanzan las 24 semanas de edad. No hay datos disponibles sobre la seguridad de lamivudina cuando se administra a bebés menores de tres meses de edad. Tras la administración de una dosis única de 200 mg de zidovudina a mujeres infectadas por el VIH, la concentración media de zidovudina en la leche humana y en el suero fue similar.
Se recomienda que las mujeres infectadas por el VIH no den el pecho a sus hijos bajo ninguna circunstancia, con el fin de evitar la transmisión del VIH.

Efectos sobre la capacidad de conducir
Zidovudina y lamivudina

No se han realizado estudios de los efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

Reacciones adversas
Zidovudina y lamivudina

Anemia, neutropenia, leucopenia; cefalea, insomnio, mareo; tos, síntomas nasales; náuseas, vómitos, dolor o calambres abdominales, diarrea; aumento de enzimas hepáticas y bilirrubina en sangre; erupción cutánea; alopecia; mialgia; fiebre, letargo, fatiga, malestar.

Monografías Principio Activo: 08/05/2020

Ver listado de abreviaturas