Soluciones para diálisis peritoneal

lactancia: evitar

Sangre y órganos hematopoyéticos  >  Sustitutos de sangre y soluciones para perfusión  >  Soluciones para diálisis peritoneal


Para pacientes con fallo renal, la diálisis peritoneal es un procedimiento de eliminación de sustancias tóxicas producidas por el metabolismo del N y que normalmente se excretan por los riñones, y para ayudar a la regulación de fluidos y electrolitos así como al equilibrio ácido-base. Se realiza por medio de la administración del fluido de diálisis peritoneal a través de un catéter dentro de la cavidad peritoneal. La transferencia de sustancias entre el fluido de diálisis y los capilares peritoneales del paciente se realiza a través de la membrana peritoneal siguiendo los principios de ósmosis y difusión. Después de unas horas de permanencia, la solución se satura con sustancias tóxicas y debe cambiarse. La concentración de electrolitos en el fluido se ha formulado con el fin de normalizar la concentración de electrolitos en plasma, con la excepción del lactato, que se presenta como precursor del bicarbonato. Los productos de desecho de N, presentes en altas concentraciones en la sangre, traspasan la membrana peritoneal dentro del fluido de diálisis.

Indicaciones terapéuticas
Soluciones para diálisis peritoneal

Tto. de I.R. aguda y crónica. Tto. de la retención excesiva de líquidos y de ciertos tipos de desequilibrio electrolítico grave (por ejemplo, hiperpotasemia) que no respondan a otra terapia. Tto. de intoxicaciones con sustancias dializables.

Posología
Soluciones para diálisis peritoneal

Intraperitoneal. Ads.: 3-5 veces/día. Se debe decidir tipo de terapia, frecuencia del tto., volumen de intercambio, tiempo de permanencia y duración de la diálisis para cada paciente. Frecuencia media: 3-5 veces/día. Volumen de llenado depende del tamaño corporal, usualmente 2-2,5 L. La concentración de glucosa en la solución se selecciona en función de las necesidades de ultrafiltración del paciente y debe ser lo más baja posible.

Contraindicaciones
Soluciones para diálisis peritoneal

Acidosis láctica, hipopotasemia severa; daño o cirugía abdominal reciente, historial de operaciones abdominales con adhesiones fibrosas, quemaduras severas abdominales, perforación abdominal; inflamación extensiva de la piel abdominal (dermatitis); enf. intestinales inflamatorias (enf.de Crohn, colitis ulcerativa, diverticulitis); peritonitis localizada; fístula abdominal interna o externa; hernia umbilical, inguinal u otras hernias abdominales; tumores intraabdominales; obstrucción intestinal (íleo); enfermedades pulmonares (especialmente neumonía); sepsis; hiperlipidemia extrema; casos raros de uremia que no pueden ser tratados con diálisis peritoneal; caquexia y pérdida severa de peso, especialmente en aquellos casos donde no esté garantizado un adecuado suplemento proteico; pacientes física o mentalmente incapaces de llevar a cabo la diálisis peritoneal de acuerdo a las instrucciones dadas por el médico.

Advertencias y precauciones
Soluciones para diálisis peritoneal

Usar técnicas asépticas; no recomendado en avanzado estado de gestación; mantener registro exacto del equilibrio hídrico y p.c. para evitar sobrehidratación o deshidratación con consecuencias severas (incluyendo ICC, depleción del volumen y shock); evaluar periódicamente concentraciones electrolíticas del suero (bicarbonato, K, Ca, Mg y fosfato), química sanguínea y parámetros hematológicos en pacientes con fallo renal; diabetes mellitus.

Insuficiencia renal
Soluciones para diálisis peritoneal

Precaución, evaluar periódicamente concentraciones electrolíticas del suero (bicarbonato, K, Ca, Mg y fosfato), química sanguínea y parámetros hematológicos en pacientes con fallo renal.

Interacciones
Soluciones para diálisis peritoneal

Disminuye la concentración en sangre de fármacos dializables.
Precaución en tto. concomitante con: glucósidos cardiotónicos (controlar concentraciones plasmáticas de K, debido al riesgo de intoxicación digitálica. Puede ser necesaria la administración de suplemento de K).

Embarazo
Soluciones para diálisis peritoneal

No se recomienda la diálisis peritoneal durante el embarazo, pero es el médico quien debe evaluar los riesgos según el estado de cada paciente.

Lactancia
Soluciones para diálisis peritoneal

No se recomienda la diálisis peritoneal durante la lactancia, pero es el médico quien debe evaluar los riesgos según el estado de cada paciente.

Reacciones adversas
Soluciones para diálisis peritoneal

Hiperglucemia, hipocalcemia, hipopotasemia, disminución de ultrafiltración; hipertensión; dolor abdominal.

Monografías Principio Activo: 15/04/2016