Metadona

Puede causar daño fetal administrado a mujeres embarazadas. La paciente debe ser advertida del daño potencial para el feto.
lactancia: evitar
Afecta a la capacidad de conducir

Sistema nervioso  >  Otros fármacos activos sobre el sistema nervioso  >  Fármacos usados en desórdenes adictivos  >  Fármacos usados en dependencia a opioides


Mecanismo de acción
Metadona

Agonista opiáceo puro de origen sintético con potencia ligeramente superior a la morfina, mayor duración de acción y menor efecto euforizante. Presenta afinidad y marcada actividad en los receptores µ.

Indicaciones terapéuticas
Metadona

Dolor intenso de cualquier etiología. Dolores postoperatorios, postraumáticos, neoplásicos, neuríticos, por quemaduras, cuando no responden a analgésicos menores. Tto. sustitutivo de mantenimiento a opiáceos, dentro de un programa de mantenimiento con control médico y conjuntamente con medidas de tipo médico y psicosocial.

Posología
Metadona


- Dolor: oral y SC: 5-10 mg/dosis según intensidad.
- Tto. sustitutivo de mantenimiento de la dependencia a opiáceos: establecer dosis según nivel de dependencia física. Oral: inicial: 20-30 mg/día, según respuesta aumentar hasta 40-60 mg/día en 1 a 2 sem. Mantenimiento: 60-100 mg/día, alcanzándose con incrementos sucesivos semanales de 10 mg/día. No sobrepasar 120 mg/día. Administrar dosis en 1 toma diaria. Suspender de manera gradual, disminuyendo la dosis en 5 a 10 mg.
No utilizar en niños. Ancianos y pacientes deteriorados dosis menores que las habituales.

Contraindicaciones
Metadona

Insuf. respiratoria o enf. obstructiva respiratoria grave, enfisema, asma bronquial, cor pulmonale, hipertrofia prostática o estenosis uretral, hipertensión craneal, hipersensibilidad, embarazo y lactancia.

Advertencias y precauciones
Metadona

Hipotensión, ancianos, debilitados, I.H., I.R., hipotiroidismo, enf. de Addison, antecedentes de prolongación del intervalo QT, enf. cardiaca avanzada, tto. concomitante con medicamentos que prolonguen el intervalo QT y con medicamentos que aumentan los niveles plasmáticos de metadona. Con el uso continuado puede desarrollarse dependencia física y psicológica, así como tolerancia. La interrupción brusca del tto., puede precipitar un síndrome de abstinencia. Enmascara el diagnóstico y el curso clínico de pacientes con abdomen agudo. Altera los valores plasmáticos de prolactina, tiroxina, globulina fijadora de tiroxina y triyodotironina.

Insuficiencia hepática
Metadona

Precaución. Disminuir dosis.

Insuficiencia renal
Metadona

Precaución. Disminuir dosis.

Interacciones
Metadona

Efectos potenciados por: analgésicos opiáceos, cimetidina, IMAO, alcohol, otros analgésicos opioides, anestésicos generales, fenotiazinas, antidepresivos tricíclicos, hipnóticos y otros fármacos sedantes del SNC.
Depresión respiratoria y del SNC, efecto analgésico antagonizado por: naloxona
Niveles plasmáticos disminuidos por: rifampicina, fenitoína u otros inductores de enzimas hepáticos.
Niveles plasmáticos aumentados por: fluoxetina y otros fármacos serotoninérgicos.
Eliminación alterada por: fármacos que acidifican o alcalinizan la orina.
Aclaramiento disminuido por: ritonavir, indinavir, amprenavir; eritromicina, claritromicina, troleandromicina; ketoconazol, itraconazol, miconazol y fluconazol.
Riesgo de prolongar el QT aumentado con: quinidina, disopiramida, procainamida, amiodarona, sotalol; amitriptilina, maprotilina, antipsicóticos, terfenadina, bepridil, halofantrina, cisaprida, moxifloxacino, esparfloxacino y medicamentos que producen alteraciones electrolíticas.

Embarazo
Metadona

Categoría D. Atraviesa la barrera placentaria. Valorar el beneficio y el riesgo para la madre y el feto.

Lactancia
Metadona

Metadona se excreta en la leche materna, por lo que sólo se administrará a madres lactantes cuando los beneficios para el lactante superen los posibles riesgos. La lactancia en estas condiciones podría prevenir la aparición de un síndrome de abstinencia por impregnación opiácea intrauterina en el recién nacido.

Efectos sobre la capacidad de conducir
Metadona

Metadona puede causar somnolencia, mareo u otros síntomas que pueden alterar la capacidad de conducción, especialmente cuando se toma con alcohol o depresores del sistema nervioso central. Por lo tanto se recomienda precaución cuando se realicen las actividades mencionadas anteriormente.

Reacciones adversas
Metadona

Aturdimiento, mareo, sedación, náuseas, vómitos, sudoración, euforia, disforia, debilidad, cefalea, insomnio, agitación, desorientación, alteraciones visuales, boca seca, anorexia, estreñimiento, espasmo del tracto biliar, rubor cutáneo, bradicardia, palpitaciones, desmayo, síncope, retención o tenesmo urinario, efecto antidiurético, disminución de la libido y/o potencia sexual, prurito, urticaria, exantema cutáneo, edema.

Monografías Principio Activo: 01/01/2015