Ácido hialurónico

lactancia: evitar

Órganos de los sentidos  >  Oftalmológicos  >  Otros oftalmológicos  >  Otros oftalmológicos


Mecanismo de acción
Ácido hialurónico

Lubricante ocular

Indicaciones terapéuticas
Ácido hialurónico

Lubricante y humectante ocular en alteraciones del tejido lagrimal, debido a la evaporación excesiva de las lágrimas, dando lugar a una entidad conocida como "ojo seco" o xeroftalmía. Está ind también en todos los casos de molestia ocular, en particular alivia la irritación y sequedad debida a la alteración de la película lacrimal por factores ambientales como polen, polvo, resplandor, polución y uso de monitores de computadoras. Asegura la protección de la superficie ocular durante los procesos de reparación del epitelio de la córnea.

Posología
Ácido hialurónico

Oftálmica. Aplicar una a dos gotas en cada ojo, o de acuerdo a la prescripción médica

Contraindicaciones
Ácido hialurónico

Hipersensibilidad a alguno de los componentes de la fórmula

Advertencias y precauciones
Ácido hialurónico

Evite el uso concomitante con otra sol. ocular que muestre acción antiséptica o desinfectante.

Embarazo
Ácido hialurónico

No existen restricciones particulares.

Lactancia
Ácido hialurónico

Se desconoce el efecto en esta etapa.

Reacciones adversas
Ácido hialurónico

Hipersensibilidad, quemadura oculoparpebral. Reacciones alérgicas locales y transitorias, tales como inflamación del párpado o de la conjuntiva, prurito, eritema profundo, incremento en el lagrimeo o queratitis superficial. Posterior a la inyección de ácido hialurónico en la cámara anterior, durante la implantación de lente intraocular y/o en el trasplante de córnea, el incremento en la presión intraocular (PIO) se puede presentar entre 24 a 72 h después de la realización de dichos procedimientos.

Monografías Principio Activo: 01/01/2015