Dimetil fumarato

lactancia: evitar


Antineoplásicos e inmunomoduladores  >  Inmunosupresores  >  Inmunosupresores  >  Otros inmunosupresores


Mecanismo de acción
Dimetil fumarato

El mecanismo no se conoce por completo. Los estudios preclínicos indican que las respuestas farmacodinámicas del dimetilfumarato parecen estar mediadas por la activación de la vía de transcripción del factor nuclear 2 (derivado de eritroide 2) (Nrf2). El dimetilfumarato ha demostrado regular al alza los genes antioxidantes dependientes de Nrf2 en los pacientes (por ejemplo, NAD(P)H deshidrogenasa, quinona 1; [NQO1]).

Indicaciones terapéuticas
Dimetil fumarato

Tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple remitente-recurrente

Tratamiento de psoriasis en placas de moderada a grave en adultos que precisan de un tratamiento con un medicamento sistémico.

Posología
Dimetil fumarato

Oral.
- Tratamiento de pacientes adultos con esclerosis múltiple remitente-recurrente.
120 mg 2 veces/día. Incrementar, a los 7 días hasta la dosis de mantenimiento recomendada: 240 mg 2 veces/día. Si aparecen reacciones adversas gastrointestinales o de rubefacción, reducir la dosis temporalmente a 120 mg 2 veces/día y en el plazo de 1 mes reanudar a la dosis recomendada.
- Tratamiento de psoriasis en placas de moderada a grave en adultos que precisan de un tratamiento con un medicamento sistémico.
Comenzar con una dosis baja inicial seguida de aumentos graduales. Durante la primera semana, 30 mg/día (noche). Durante la segunda semana, 30 mg dos veces/día (mañana y noche). Durante la tercera semana, 30 mg tres veces/día (mañana, mediodía y noche). A partir de la cuarta semana, 120 mg por la noche. Durante las 5 semanas siguientes, incrementar 120 mg a la semana tomado a distintas horas del día, tal como se indica:
- Semana 5: 120 mg 2 veces /día (mañana y noche).
- Semana 6: 120 mg 3 veces/día (mañana, mediodía y noche).
- Semana 7: 120 mg en el desayuno, 120 mg en la comida y 240 mg en la cena.
- Semana 8: 240 en el desayuno, 120 en la comida y 240 mg en la cena.
- Semana 9 y posteriores: 240 mg 3 veces/día (desayuno, comida y cena). La dosis máxima diaria permitida es de 720 mg.
Si un aumento de dosis no se tolera, se puede reducir, temporalmente, a la última dosis tolerada. Si el tratamiento tiene éxito antes de que se alcance la dosis máxima, no será necesario seguir aumentando la dosis. Cuando se alcanza una mejoría clínicamente relevante de las lesiones cutáneas, considerar la posibilidad de reducir gradualmente la dosis diaria hasta la dosis de mantenimiento que necesite el paciente.

Modo de administración
Dimetil fumarato

Vía oral. No se debe triturar, dividir, disolver, chupar ni masticar la cápsula o el contenido de la misma, ya que la película entérica de los microcomprimidos evita los efectos irritantes en el intestino. Se debe tomar con alimentos. En pacientes que experimentan rubefacción o reacciones adversas gastrointestinales, la toma con alimentos puede mejorar la tolerabilidad

Contraindicaciones
Dimetil fumarato

Hipersensibilidad a dimetilfumarato. Para la indicación de tratamiento de psoriasis en placas de moderada a grave en adultos que precisan de un tratamiento con un medicamento sistémico, además: trastornos gastrointestinales graves. Insuficiencia renal o hepática grave. Embarazo y lactancia.

Advertencias y precauciones
Dimetil fumarato

Para la indicación de esclerosis múltiple remitente-recurrente, en I.R. grave, I.H. grave (realizar evaluaciones de la función renal y de la función hepática antes de iniciar tratamiento, a los 3 y 6 meses, cada 6-12 meses a partir de entonces); enfermedad gastrointestinal activa grave ya que para esta indicación no se han realizado estudios. En esclerosis múltipe remitente-recurrente: con recuento de leucocitos bajos (realizar hemograma antes del inicio del tratamiento, a los 3 meses, si son < 0,5x 10<exp>9<\exp>/l y persisten más de 6 meses, considerar suspender tratamiento Se debe reconsiderar con el paciente la relación beneficio/riesgo del tratamiento teniendo en cuenta otras opciones terapéuticas disponibles. Si se continúa el tratamiento a pesar de un recuento linfocitario persistente <0,5 x 10× <exp>9<\exp>/l, se recomienda intensificar el control. Tras la suspensión supervisar a los pacientes que presenten linfopenia hasta que el recuento de linfocitos vuelva a estar dentro del intervalo de la normalidad. Se debe realizar un seguimiento de los recuentos linfocitarios hasta que vuelvan a los valores normales. Una vez restablecidos, y en ausencia de opciones terapéuticas alternativas, la decisión de reanudar o no el tratamiento después de la interrupción del tratamiento se debe basar en el juicio clínico. Para la indicación de psoriasis, no iniciar tratamiento si se detecta una leucopenia inferior a 3,0 × 10<exp>9<\exp>/l, una linfopenia inferior a 1,0 × <exp>9<\exp>/l u otros resultados patológicos. Durante el tratamiento, realizar hemograma completo que incluya la fórmula leucocitaria cada 3 meses, si, se observa una marcada disminución del número total de leucocitos, control clínico y, si está por debajo de 3,0 x 10<exp>9<\exp>/l, interrumpir el tratamiento Si el nivel de linfocitos disminuye hasta ser < 1,0 10<exp>9<\exp>/l pero es >=0,7 × 10<exp>9<\exp>/l, hacer hemograma una vez al mes hasta que los valores vuelvan a ser iguales o superiores a 1,0 × 10<exp>9<\exp>/l durante dos analíticas consecutivas; a partir de ahí, se pueden volver a realizar cada 3 meses. Si el recuento de linfocitos disminuye por debajo de 0,7 × 10<exp>9<\exp>/l, repetir el hemograma, y si continúan por debajo de este valor, suspender el tratamiento. Antes de iniciar el tratamiento se debe de disponer de una resonancia magnética (hecha en los 3 meses anteriores) a modo de referencia. Se puede considerar la realización de una RM como parte del control estrecho en aquellos pacientes con mayor riesgo de desarrollar LMP. Riesgo de leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP), es una infección oportunista causada por el virus John-Cunningham. Únicamente se puede desarrollar LMP en presencia de una infección por el VJC. Si se realiza la prueba del VJC, considerar que no se ha estudiado la influencia de la linfopenia en la exactitud de la prueba de anticuerpos anti-VJC en los pacientes tratados con dimetilfumarato. Asimismo, que un resultado negativo en la prueba de anticuerpos anti-VJC (en presencia de recuentos normales de linfocitos) no descarta la posibilidad de una infección posterior por el VJC. Suspender el tratamiento y es necesario realizar las evaluaciones diagnósticas oportunas ante el primer signo o síntoma indicativo de LMP. Tratamiento. Previo con inmunosupresores o inmunomoduladores, no se ha establecido la eficacia y seguridad de dimetilfumarato al cambiar a los pacientes desde otros tratamientos modificadores de la enfermedad a dimetilfumarato, se debe tener en cuenta la semivida y el modo de acción del otro tratamiento para evitar un efecto inmunológico aditivo y al mismo tiempo reducir el riesgo de reactivación de la EM. Recomendable realizar hemograma completo antes de administrar dimetilfumarato. Riesgo de rubefacción y de reacciones anafilácticas. Riesgo de infección, si se desarrolla una infección grave suspender tratamiento y valorar los riesgos y los beneficios antes de reiniciarlo. Infecciones por herpes zóster, se han notificado casos graves de herpes zóster diseminado, herpes zóster oftálmico, herpes zóster ótico, infección neurológica por herpes zóster, meningoencefalitis por herpes zóster y meningomielitis por herpes zóster. Pueden producirse en cualquier momento durante el tratamiento y se debe administrar un tratamiento adecuado. Considerará la posibilidad de interrumpir el tratamiento en pacientes con infecciones graves hasta que estas se hayan resuelto. Síndrome de Fanconi, el diagnóstico precoz del síndrome de Fanconi y la interrupción del tratamiento con dimetilfumarato son importantes para prevenir la aparición de insuficiencia renal y osteomalacia, ya que el síndrome es habitualmente reversible, considerar que el síndrome de Fanconi puede ocurrir sin niveles elevados de creatinina o filtración glomerular baja. En caso de síntomas poco claros, se debe considerar el síndrome de Fanconi y se deben realizar las pruebas apropiadas. No establecida eficacia y seguridad en niños de 10-18 años para esclerosis múltiple remitente-recurrente y para psoriasis en placas de moderada a grave en niños de edad inferior a 18 años. No se dispone de datos.

Insuficiencia hepática
Dimetil fumarato

Contraindicado en I.H. grave para tratamiento de psoriasis en placas de moderada a grave en adultos que precisan de un tratamiento con un medicamento sistémico.

Insuficiencia renal
Dimetil fumarato

Contraindicado en I.R. grave para tratamiento de psoriasis en placas de moderada a grave en adultos que precisan de un tratamiento con un medicamento sistémico.

Interacciones
Dimetil fumarato

Precaución cuando se administra concomitantemente con otro tratamiento antipsoriásico sistémico (p. ej., metotrexato, retinoides, psoralenos, ciclosporina, inmunosupresores o citostáticos). Durante el tratamiento con dimetilfumarato, se debe evitar el uso simultáneo de otros derivados del ácido fumárico (tópicos o sistémicos).
Potenciación de reacciones adversas renales con: sustancias nefrotóxicas (p. ej., metotrexato, ciclosporina, aminoglucósidos, diuréticos, AINE o litio).
Se puede considerar la administración concomitante de vacunas inactivadas de conformidad con los calendarios de vacunación nacionales durante el tratamiento.
No hay datos clínicos sobre la eficacia y la seguridad de las vacunas vivas atenuadas en pacientes tratados con dimetilfumarato. Las vacunas atenuadas pueden conllevar un mayor riesgo de infección clínica y no deben administrarse a pacientes tratados con dimetilfumarato a no ser que, en casos excepcionales, este riesgo potencial esté compensado con el riesgo de no vacunar a esta persona.
Se debe extremar la precaución con sustancias con un estrecho índice terapéutico que requieran absorción en el tracto intestinal. Es posible que la eficacia de los anticonceptivos orales se vea reducida y se recomienda el uso de un método anticonceptivo de barrera alternativo, a fin de prevenir el posible fallo de la anticoncepción.
Aumenta el riesgo de reacciones adversas con: alcohol

Embarazo
Dimetil fumarato

No hay datos o éstos son limitados relativos al uso de dimetilfumarato en mujeres embarazadas. Los estudios realizados en animales han mostrado toxicidad para la reproducción. No se recomienda utilizar dimetilfumarato durante el embarazo ni en mujeres en edad fértil que no estén utilizando métodos anticonceptivos apropiados. Dimetilfumarato solo debe usarse durante el embarazo si es claramente necesario y si el posible beneficio justifica el posible riesgo para el feto. Para la indicación de psoriasis en placas de moderada a grave está contraindicado.

Lactancia
Dimetil fumarato

Se desconoce si el dimetilfumarato o sus metabolitos se excretan en la leche materna. No se puede excluir el riesgo en recién nacidos/niños. Se debe decidir si es necesario interrumpir la lactancia o interrumpir el tratamiento tras considerar el beneficio de la lactancia para el niño y el beneficio del tratamiento para la madre. Para la indicación de psoriasis en placas de moderada a grave está contraindicado,

Efectos sobre la capacidad de conducir
Dimetil fumarato

No se han realizado estudios sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

Reacciones adversas
Dimetil fumarato

Para la indicación de esclerosis múltiple remitente-recurrente: gastroenteritis; linfopenia, leucopenia; sensación de quemazón; sofocos, rubefacción; diarrea, náuseas, dolor en la parte superior del abdomen, dolor abdominal, vómitos, dispepsia, gastritis, trastorno gastrointestinal; aumento de aspartato-aminotransferasa, aumento de alanina-aminotransferasa;prurito, exantema, eritema; proteinuria; sensación de calor; cetonas detectadas en orina, albúmina presente en orina, disminución del número de leucocitos.
Para lo indicación de psoriasis en placas de moderada a grave: linfopenia, leucopenia, eosinofilia, leucocitosis; apetito disminuido; cefalea, parestesia; rubefacción; diarrea, distensión abdominal, dolor abdominal, náuseas, vómitos, dispepsia, estreñimiento, malestar abdominal, flatulencia; eritema, sensación de ardor en la piel, prurito, rReacción alérgica de la piel; fatiga, sensación de calor, astenia; incremento de enzimas hepáticas. Después de la evaluación de datos de farmacovigilancia se ha identificado: púrpura trombocitopénica inmune y trombocitopenia

Monografías Principio Activo: 27/04/2020