Clorfeniramina + dexametasona

lactancia: evitar

Preparados hormonales sistémicos, excluyendo hormonas sexuales e insulinas  >  Corticosteroides para uso sistémico  >  Corticosteroides para uso sistémico, combinaciones  >  Corticosteroides para uso sistémico, combinaciones


Mecanismo de acción
Clorfeniramina + dexametasona

Antihistamínico y antiinflamatorio. Corticosteroide.

Indicaciones terapéuticas
Clorfeniramina + dexametasona

Profilaxis y tto.de: rinitis perenne alérgica, estacional o vasomotora, conjuntivitis alérgica.
Tto.de: prurito, urticaria, angioedema, dermatografismo, reacciones por transfusiones (urticaria).
No indicado para el alivio inmediato de los síntomas.

Posología
Clorfeniramina + dexametasona

Oral. Clorfeniramina/dexametasona: Niños 6-12 años: 2 mg/0,5 mg/6-8 h, max. 12 mg/3 mg/día; adolescentes y ads.: 2-4 mg/0,5-1 mg/4-6 h, max. 24 mg/6 mg/día.
No recomendado en niños< 6 años.

Modo de administración
Clorfeniramina + dexametasona

Vía oral.

Contraindicaciones
Clorfeniramina + dexametasona

Hipersensibilidad a corticoides, clorfeniramina u otros antihistamínicos de similar estructura química.
Antihistamínicos contraindicados en: pacientes tratados con IMAO. Glaucoma; hipertrofia prostática; retención urinaria; enfermedades hepáticas; úlcera péptica estenosante; obstrucción piloro-duodenal del cuello vesical. Prematuros; recién nacidos. Corticoides contraindicados en: enfermedades sistémicas por hongos; tuberculosis; diabetes; enfermedades cardíacas, renales y hepáticas; hipertensión; trastornos digestivos; colitis ulcerativa; diverticulitis; úlcera péptica activa o latente; glaucoma; hiperlipidemia; trastornos tiroideos; osteoporosis; miastenia grave.
Embarazo. Lactancia.

Advertencias y precauciones
Clorfeniramina + dexametasona

Cirrosis u otra enfermedad hepática; I.R.; colitis ulcerosa inespecífica; herpes simple ocular (sensibilidad de perforación de la córnea);casos de probabilidad inminente de perforación, abscesos u otra infección piogénica (diverticulitis, anastomosis intestinales recientes, úlcera péptica activa o latente, I.R., hipertensión arterial, osteoporosis, miastenia gravis).
No emplear en caso de tuberculosis activa, excepto tuberculosis fulminante o diseminada, donde se aplique un tto.antituberculoso apropiado. Precaución en tuberculosis latente o reactividad a la tubercolina.
Extrema precaución: corticoides en pacientes con infarto de miocardio reciente.
Los corticoides aumentan la excreción de calcio, pueden enmascarar signos de infección y pueden aparecer nuevas infecciones durante su uso. Riesgo de disminuida resistencia a infecciones. Riesgo de activación de amebiasis latentes (resolver antes del tto.corticoideo). No administrar vacunas a virus vivos en tto.con dosis inmunosupresoras de corticosteroides.
Riesgo de reacciones paradojales (hiperexcitabilidad) en niños mayores.
Posible insuficiencia adrenocortical secundaria (debida a supresión rápida del corticosteroide) que puede minimizarse suspendiendo gradualmente o reduciendo la dosis. Esta insuficiencia puede persistir por meses, despuñés de discontinuar la terapia. Si ocurriera situación de estrés en ese período, restituir la terapia corticoide. En caso de estar perturbada la secrección mineral corticóide, administrar sales o mineralcorticoides concurrentemente.

Insuficiencia renal
Clorfeniramina + dexametasona

Precaución.

Interacciones
Clorfeniramina + dexametasona

Dexametasona contraindicada en: hipotrombinemia tartada con ácido acetilsalicílico.
Difenilhidantoína (fenitoína), fenobarbital, efedrina, rifampicina: aumentan metabolismo de corticosteroides y interfieren en las pruebas de supresión de dexametasona. Indometacina: resultados falsonegativos en prueba de supresión de dexametasona. Corticosteroides y anticoagulantes cumarínicos: chequear frecuentemente el tiempo de protrombina. Corticosteroides y diuréticos deplesores de potasio: vigilar cuidadosamente posible aparición de hipocalcemia. Corticosteroides pueden afectar y provocar resultados falsonegativos en prueba nitroazul-tetrazolio para infecciones bacterianas.
Antihistamínicos y corticosteroides pueden interactuar con: acetaminofeno, depresores del SNC, alcohol, antiinflamatorios no esteroideos, amfotericina B, inhibidores de la anhidrasa carbónica, esteroides anabólicos, antiácidos, anticolinérgicos, anticoagulantes, contraceptivos orales, insulina, antitiroideos, hormonas tiroideas, efedrina, diuréticos, glucósidos digitálicos, isoniazida, ácido fólico, agentes inmunodepresores, asparaginasa, suplementos de potasio, salicilato, inductores de enzimas hepáticas, mexiletina, mitotane, ritodrine, somatrem, somatropina, streptozocin, troleandomicina, vacunas con virus vivos u otras inmunizaciones, medicamentos o alimentos con sodio y medicación fotosensibilizante. Antihistamínicos en asociación con benzodiazepinas, barbitúricos, alcohol: potenciamiento de depresión del SNC.

Embarazo
Clorfeniramina + dexametasona

Los corticoides atraviesan la placenta. Aumento del riesgo de insuficiencia placentaria, espontánea absorción y retardo en el crecimiento intrauterino, aumento de incidencia del paladar fisurado, disminución en el peso del bebé, parto de bebé muerto.

Lactancia
Clorfeniramina + dexametasona

No usar. Los antihistamínicos pueden inhibir la lactancia y/o provocar efectos adversos en el lactante (excitación, irritabilidad). Los corticoides aparecen en la leche materna y pueden suprimir el crecimiento, interferir en la producción endógena de corticosteroides o tener otros efectos indeseables.

Reacciones adversas
Clorfeniramina + dexametasona

Debidas a la dexametasona: retención de sodio y de líquidos, insuficiencia cardíaca congestiva en pacientes susceptibles, pérdida de potasio, alcalosis hipocalcémica, hipertensión arterial; debilidad muscular, miopatía esteroide, reducción de la masa muscular, osteoporosis, fracturas vertebrales por compresión, necrosis aséptica de las cabezas femorales y humerales, fracturas patológicas de los huesos largos, ruptura de tendones; úlcera péptica con posible perforación y hemorragia, perforación del intestino delgado o grueso (especialmente en caso de enfermedad inflamatoria intestinal), pancreatitis, distensión abdominal, esofagitis ulcerosa, deterioro de cicatrización de herídas, piel delgada y frágil, petequias y esquimosis, eritema, aumento de sudoración, supresión de reacciones a pruebas cutáneas, convulsiones, aumento de presión intracraneal con edema de papila (pseudotumor cerebral), vértigo, cefalea, trastornos psíquicos; irregularidades menstruales, síndrome de Cushing, detención de crecimiento en niños, falta secundaria de respuesta adrenocortical e hipofisaria ( especialmente en situaciones de estrés como traumatismos, cirugía, enfermedades), disminución de la tolerancia a carbohidratos, manifestación de diabetes mellitus latente, aumento de las necesidades de insulina o hipoglucemiantes orales en diabéticos, hirsutismo; cataratas subcapsulares posteriores, aumento de la presión intraocular, glaucoma, exoftalmia; balance negativo de nitrógeno debido a catabolismo protéico; ruptura de miocardio después de infarto de miocardio reciente; hipersensibilidad, tromboembolia, aumento de peso, aumento de apetito, náuseas, malestar general.

Monografías Principio Activo: 04/12/2018