Atenolol + clortalidona

lactancia: evitar

Produce reacciones de fotosensibilidad.

El paciente evitará exponerse a la luz solar.

Sistema cardiovascular  >  Betabloqueantes  >  Betabloqueantes y otros diuréticos  >  Betabloqueantes selectivos y otros diuréticos


Mecanismo de acción
Atenolol + clortalidona

Combina la actividad antihipertensiva de dos agentes, ß- bloqueante (atenolol) y un diurético (clortalidona). Atenolol es un beta-bloqueante selectivo beta1 (es decir, actúa preferentemente sobre los receptores adrenérgicos beta1 del corazón. Clortalidona es un diurético monosulfonamil que aumenta la excreción de sodio y cloro. La natriuresis se acompaña de una cierta pérdida de potasio. No se conoce totalmente el mecanismo mediante el cual clortalidona reduce la presión arterial, pero puede estar relacionado con la excreción y la redistribución del sodio corporal.

Indicaciones terapéuticas
Atenolol + clortalidona

Tratamiento de la hipertensión arterial esencial, en pacientes cuya presión arterial no esté controlada adecuadamente con atenolol o clortalidona solas.

Posología
Atenolol + clortalidona

Oral. Ads.: Atenolol/clortalidona. 100/25 mg al día. Con el aumento de la dosis, existe un descenso adicional ligero en la presión arterial, pero si éste no se
produce, puede añadirse si fuera necesario otro fármaco antihipertensivo (p.ej. un vasodilatador).

Modo de administración
Atenolol + clortalidona

Vía oral. Se recomienda una única dosis después del desayuno.

Contraindicaciones
Atenolol + clortalidona

Hipersensibilidad al atenolol, clortalidona (o a sustancias derivadss de la sulfonamida), a los betabloqueantes en general. Bradicardia, shock cardiogénico, hipotensión, trastornos graves de la circulación arterial periférica, insuficiencia cardíaca no controlada. Bloqueo cardíaco de segundo o tercer grado, síndrome del seno enfermo. Acidosis metabólica. Feocromocitoma no tratado. Trastornos hepáticos graves. Hipocaliemia no corregida. Gota aguda. Embarazo y lactancia. I.R. grave

Advertencias y precauciones
Atenolol + clortalidona

Atenolol:
insuficiencia cardíaca controlada. Se debe tener precaución en pacientes cuya reserva cardíaca es escasa. Si durante el tratamiento aparece insuficiencia cardíaca
congestiva, suspender temporalmente el fármaco hasta controlar la insuficiencia. En enfermedad isquémica cardíaca no suspender bruscamente el tratamiento (nterrupción gradual en 2 semanas), ya que se han descrito casos de exacerbación de angina de pecho acompañada o no de infartos de miocardio, hipertensión severa y arritmias ventriculares. En caso de que la angina de pecho empeorara o se desarrollara insuficiencia coronaria aguda, restaurar la terapia con atenolol, al menos de forma temporal. Sin embargo, suspender el tratamiento si aparece insuficiencia cardíaca severa o bradicardia severa. Puede aumentar el número y la duración de los ataques de angina de pecho en pacientes con angina de Prinzmetal debido a una vasoconstricción arterial coronaria mediada por un receptor alfa no opuesto. Atenolol es un beta-bloqueante selectivo beta1; por tanto, se puede considerar su empleo aunque se debe controlar debidamente al paciente. Con bloqueo cardíaco de primer grado, precaución debido al efecto negativo sobre el tiempo de conducción de atenolol. Si aparece bradicardia excesiva atribuible al fármaco, deberá reducirse la dosis y, si fuese necesario, suspenderse. Con alteración ventricular y/o trastornos en la conducción sinoauricular o auriculoventricular, la administración concomitante de betabloqueantes y antagonistas del calcio con efectos inotrópicos negativos (por ejemplo, verapamilo y diltiazem), puede causar una prolongación de estos efectos, originando hipotensión grave, bradicardia e insuficiencia cardíaca. Con depresión o síndrome de Raynaud, monitorizar de forma estricta. No se debe tratar con betabloqueantes en broncoespaemo ya que aumentan la resistencia en las vías respiratorias. Atenolol es un betabloqueante beta-1 selectivo, sin embargo, esta selectividad no es absoluta, podría emplearse utilizando la dosis más baja, extremando la precaución. Si apareciera ese aumento de resistencia en las vías respiratorias, interrumpir tratamiento e instaurar terapia broncodilatadora (por ejemplo, salbutamol), si fuera necesario. El efecto sistémico de los betabloqueantes orales puede potenciarse cuando se utilizan concomitantemente con los betabloqueantes oftálmicos. En pacientes con feocromocitoma, sólo debe administrarse después de un bloqueo de los receptores alfa. Debe controlarse estrechamente la presión arterial. Puede enmascarar los signos de alerta de la hipoglucemia (taquicardia, palpitaciones y sudoración), y de hipertiroidismo o tirotoxicosis. Historial de reacción anafiláctica a alérgenos, puede provocar una reacción más grave frente a esos alérgenos. Anestesia.
Clortalidona
Riesgo de hipopotasemia e hiponatremia. Realizar una determinación de electrolitos, especialmente en pacientes ancianos, aquellos tratados con preparaciones a base de digitalis para la insuficiencia cardíaca, aquellos que sigan una dieta anómala (baja en potasio) o aquellos que sufran molestias gastrointestinales. Diabetes mellitus, clortalidona puede producir una disminución en la tolerancia a la glucosa, vigilar al inicio del tratamiento y en tratamientos prolongados debe controlarse periódicamente. Las tiazidas se deben suspender si hay que realizar un examen de la función paratiroidea. Con alteración de la función hepática o enfermedad hepática progresiva, alteraciones menores del equilibrio hidroelectrolítico pueden precipitar a un coma hepático. Riesgo de hiperuricemia, en casos de elevación prolongada, el empleo concomitante de un agente uricosúrico revertirá dicha hiperuricemia.

Insuficiencia hepática
Atenolol + clortalidona

Contraindicado en trastornos hepáticos.

Insuficiencia renal
Atenolol + clortalidona

Contraindicado en I.R. grave. Precaución en I.R.

Interacciones
Atenolol + clortalidona

Debidas al atenolol:
Prolongación de efectos inotrópicos negativos con: verapamilo y diltiazem.
Aumenta riesgo de hipotensión con: dihidropiridinas.
Tiempo de conducción auriculoventricular aumentado con: glucósidos digitálicos.
Aumenta hipertensión arterial de rebote de: clonidina.
Potencia efecto de: disopiramida y amiodarona.
Efecto contrarrestado por: adrenalina.
Efecto hipotensor disminuido por: sustancias inhibidores de la prostaglandin sintetasa, tales como ibuprofeno e indometacina.
Efecto depresor cardiaco incrementado por: con otros betabloqueantes como celiprolol, propanolol, metoprolol, timolol, bisoprolol, carvedilol, oxprenolol o nevibolol.
Debidas a la clortalidona
Aumento de las concentraciones plasmáticas de: litio, por lo tanto, puede ser necesario realizar ajustes de dosis del litio.
Debidas al producto de combinación:
La terapia concomitante con dihidropiridinas (por ejemplo, nifedipino) puede aumentar el riesgo de hipotensión y se puede producir insuficiencia cardíaca en pacientes que la presenten de forma latente.
El uso concomitante de baclofeno puede aumentar el efecto antihipertensivo, siendo necesario realizar ajustes de dosis

Embarazo
Atenolol + clortalidona

El uso en mujeres embarazadas o que piensan estarlo requiere que el beneficio esperado justifique los riesgos posibles, en especial durante el primer y segundo trimestres del embarazo.

Lactancia
Atenolol + clortalidona

No debe ser administrado durante la lactancia.

Efectos sobre la capacidad de conducir
Atenolol + clortalidona

Es improbable que altere la capacidad de conducir vehículos o utilizar máquinas; sin embargo, ocasionalmente puede producir mareo o fatiga.

Reacciones adversas
Atenolol + clortalidona

Debidas a atenolol: insomnio, adormecimiento, neuropatía periférica, somnolencia; depresión; Vasoconstricción periférica con extremidades frías y sensación de
hormigueo
; bradicardia, hipotensión; miopatía; fatiga. Debidas a clortalidona: hiperglucemia, glucosuria, ataques de gota, alcalosis, hipoclorémica, hipercalcemia, hiponatremia, hipopotasemia, alteración de la tolerancia a la glucosa, hipomagnesemia, hipocalciuria, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia; astenia, sedación, somnolencia; dolor muscular, calambres; boca seca, alteraciones gastrointestinales (incluyendo náusea, anorexia, vómito, estreñimiento, diarrea, dispepsia , pancreatitis); cefalea, mareo, parestesia; hipotensión ortoestática, arritmia cardíaca; impotencia; edema pulmonar; erupciones exantemáticas, fotodermatitis; ictericia colestásica.

Monografías Principio Activo: 23/03/2020