11/02/2019 | TERAPIAS

Disponible en España Tremfya® (guselkumab), un nuevo tratamiento biológico para la psoriasis con un mecanismo de acción innovador

Guselkumab ofrece a los pacientes una eficacia superior comparada con otros biológicos de referencia 2,3

Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson ha anunciado hoy que ya está disponible en España Tremfya® (guselkumab) para el tratamiento de la psoriasis en placas de moderada a grave en adultos candidatos a tratamiento sistémico.[1],[3] Guselkumab es el primer agente biológico que bloquea de forma selectiva la interleuquina (IL)-232, una proteína clave que inicia una respuesta específica inflamatoria inmunológica.[3],[4] ,[5],[8]

“Hace más de dos décadas que en Janssen presentamos el primer anticuerpo monoclonal de la historia de la medicina. Desde entonces, hemos mantenido nuestro compromiso con el desarrollo de tratamientos innovadores en el campo de la inmunología. Guselkumab marca un hito nuevo en esta trayectoria, con un nuevo mecanismo de acción que no tiene precedente: el bloqueo de la subunidad p19 de la (IL)-23, ayudando a los pacientes con psoriasis al control de su enfermedad”, señala el Dr. Antonio Fernández, director de Government Affairs y Market Access de Janssen.

Guselkumab es un tratamiento biológico que se administra de forma subcutánea comenzando el tratamiento con una dosis inicial seguida de una segunda dosis a las cuatro semanas y posteriormente una dosis de mantenimiento cada ocho semanas.[1],[4] ,[5] 

Guselkumab actúa con un mecanismo de acción innovador, al bloquear de forma selectiva la subunidad p19 de la interleuquina (IL)-23, que juega un papel fundamental en la respuesta inflamatoria inmunitaria de la psoriasis.[9] “(IL)-23 es la principal citocina reguladora de la patogenia en la psoriasis. Al inhibirla, se inhiben también mecanismos que son fundamentales para el desarrollo, el mantenimiento y la reactivación de la enfermedad. De esta forma, guselkumab consigue una respuesta elevada PASI90 (aclaramiento casi total de las lesiones) y PASI100 (aclaramiento total) que se mantiene en el tiempo a largo plazo, con un perfil de seguridad favorable y baja inmunogenicidad”, indica el Dr. Lluís Puig, director del departamento de Dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Guselkumab ofrece a los pacientes un control tanto eficaz como duradero de esta enfermedad debilitante, con evidencia que muestra una eficacia superior comparada con biológicos de referencia: adalimumab, ustekinumab secukinumab.[3],[4] ,[5],[10]

Según el Dr. Puig, “las comparaciones directas muestran superioridad frente a adalimumab en todo momento -como señalan los resultados de los estudios VOYAGE 1 y 2-, y superioridad frente a secukinumab a la semana 48 de tratamiento -como se muestra en el estudio Eclipse-. Guselkumab es un tratamiento idóneo en los inicios de la enfermedad y también como rescate de pacientes con respuesta inadecuada a adalimumab o ustekinumab”.

Impacto de la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica, que puede resultar muy grave y discapacitante para la que no hay cura[11]. Es el trastorno cutáneo relacionado con el sistema inmunológico más frecuente, afectando aproximadamente a 14 millones de personas en Europa y más de 1 en España[6],[12]. La psoriasis puede dar lugar a una gran carga física y psicológica. En un estudio en el que se comparó la psoriasis con otras enfermedades prominentes, se observó que su impacto mental y físico era comparable al observado en el cáncer, las enfermedades del corazón y la depresión.[7] La psoriasis se asocia también a varias comorbilidades, como la artritis psoriásica, enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), osteoporosis y depresión.[13],[14] Además, muchas personas se enfrentan a exclusión social, discriminación y estigma debido a su enfermedad.[11]

“La psoriasis en una enfermedad inflamatoria crónica y recurrente que afecta a más del 2% de la población española6  con una importante repercusión en la calidad de vida. Se ha comprobado que afecta a la autoestima, a las relaciones personales y a la productividad laboral. Los pacientes con psoriasis tienen con más frecuencia trastornos emocionales, depresión y otras enfermedades”, detalla el Dr. José Luis López Estebaranz, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Fundación Alcorcón (Madrid).

El especialista explica cómo ha evolucionado el abordaje terapéutico de la psoriasis: “El manejo de la psoriasis en los últimos 10 o 15 años ha cambiado de forma radical gracias al avance en el conocimiento de las alteraciones etiopatogénicas de la enfermedad, que ha permitido el desarrollo de nuevos fármacos más eficaces y seguros en el control de esta enfermedad. Hoy en día podemos lograr aclarar las lesiones de psoriasis en muchos pacientes de forma satisfactoria y favorecer que hagan una vida igual a la de una persona sin psoriasis”.

El Dr. López Estebaranz concreta que los nuevos tratamientos permiten evaluar la mejoría de las lesiones de psoriasis como el aclaramiento total o casi total (PASI90, PASI100) de las lesiones y el control de la sintomatología y de otras alteraciones, como la artropatía. “Logramos controlar la enfermedad en un porcentaje muy alto de pacientes”, afirma.

Desarrollo clínico de guselkumab

La aprobación por la Comisión Europea se basa en datos de tres estudios clínicos de fase III: los ensayos VOYAGE 1 y 2, que compararon guselkumab con placebo y  adalimumab, mostraron niveles elevados de eliminación de las lesiones en la piel después de solo 16 semanas, con una reducción de al menos el 90% en  el área de extensión e índice de gravedad de la psoriasis PASI 90,  en el 73,3% y el 70,0% de los pacientes que recibieron guselkumab, en comparación con el 49,7% y el 46,8% de los pacientes que recibieron adalimumab, respectivamente (P<0,001).3,4  Actualmente se dispone además de datos del estudio VOYAGE 1 a 156 semanas donde más del 80% de los pacientes mantienen una respuesta PASI90.[15]

Además, en el ensayo NAVIGATE se evaluaron pacientes que no alcanzaron una respuesta adecuada (puntuación de Evaluación Global por el Investigador [IGA por sus siglas en inglés] de 0 o 1) a la semana 16 cuando recibieron tratamiento con ustekinumab y fueron luego aleatorizados para cambiar a guselkumab o continuar con ustekinumab.[5]El grupo de guselkumab se benefició significativamente del cambio, con un número medio de visitas significativamente mayor en las que los pacientes alcanzaron una puntuación de IGA de 0 o 1 y una mejoría de, al menos, 2 grados de la semana 28 a la semana 40 (en relación con la semana 16), en comparación con el grupo de ustekinumab (1,5 frente a 0,7; P<0,001).[5]

Asimismo, se han presentado recientemente los resultados del estudio ECLIPSE, cuya variable principal era el porcentaje de pacientes que alcanzaban una respuesta PASI90 en la semana 48. Los resultados demuestran que guselkumab fue superior a secukinumab para tratar a pacientes adultos con psoriasis en placas de moderada a grave en el criterio de valoración principal.  Los datos de este nuevo estudio de fase 3 demostraron que el 84,5% de los pacientes tratados con guselkumab alcanzaron una mejoría del 90%, como mínimo, en su puntuación de PASI basal en la semana 48, en comparación con el 70% de los pacientes tratados con secukinumab (p<0,001).[10]

Acerca de la psoriasis

Qué es

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel mediada por el sistema inmunitario, con una etiología compleja que incluye factores de riesgo genéticos y factores ambientales. Las lesiones cutáneas en la psoriasis están infiltradas por células inflamatorias, pero un aumento notable en la proliferación de los queratinocitos distingue a la psoriasis de otras enfermedades inflamatorias de la piel[16]. Actualmente se considera que el eje IL-23/TH17 es crucial en la patogenia de la psoriasis.[9]

Esta enfermedad puede aparecer a cualquier edad, aunque suele hacerlo con mayor frecuencia en dos momentos de la vida, entre los 20 y los 30 años y entre los 50 y los 60 años[17].

La psoriasis aparece en forma de brotes y existen distintos tipos, pudiendo un mismo paciente padecer cuadros diferentes a lo largo de la evolución de su enfermedad. Aunque no existe cura, puede controlarse siguiendo el tratamiento adecuado, mejorando la autoestima y la calidad de vida de forma importante.

La forma más frecuente de psoriasis es la psoriasis en placas, que habitualmente causa áreas de piel engrosada, roja o inflamada cubiertas por escamas plateadas que se conocen como placas.[18] La naturaleza recurrente de la psoriasis significa que incluso cuando las placas parecen remitir, muchos pacientes siguen viviendo con miedo a que reaparezcan.[19]

Abordaje

De acuerdo con los especialistas médicos, la psoriasis se debe abordar de forma global, atendiendo no solo a los síntomas de la piel sino también a la afectación en articulaciones, riesgo cardiovascular o repercusión que pueda tener sobre la calidad de vida del paciente.

Es importante que el paciente informe al médico de cualquier indicio como puede ser el dolor de espalda crónico, sobre todo durante la noche y que no desaparece con reposo, dolores en las articulaciones, inflamación de los dedos o de los tendones.


De izquierda a derecha: Dr. Luis Puig; Dr. Antonio Fernández y Dr. José Luis López Estebaranz.


Referencias

[1] European Commission: Tremfya (guselkumab). Available:

https://www.ema.europa.eu/documents/product-information/tremfya-epar-product-information_es.pdf Accessed February 2019

[2] Go-ahead for first anti-IL-23 mAb to treat psoriasis. Nat Biotechnol 2017;35(9):806

[3] Blauvelt A and Papp K.A et al. J Am Acad Dermatol 2017;76(3):405–17.

[4] Reich K and Armstrong A.W et al. J Am Acad Dermatol 2017;76(3):418–

[6] Ferrándiz C, et al. Prevalencia de la psoriasis en España en la era de los agentes biológicos. Actas Dermosilogr. 2014. http://dx.doi.org/10.1016/j.ad.2013.12.008 Accessed February 2019

[7] Rapp S.R and Feldman S.R et al. J Am Acad Dermatol 1999;41(3):401–7.

[8] Bachelez H. The Lancet 2017;390:208–10.

[9] Puig l. The role of IL 23 in the treatment of psoriasis. Exp Rev Clin Immunol 2017;13:525-534

[10] Langley R, et al. Guselkumab Demonstrates Superior Long-term Responses to Secukinumab at Week 48 in the Treatment of Moderate to Severe Psoriasis: Results From the ECLIPSE Trial. Póster presentado en el 3rd Inflammatory Skin Disease Summit. 12-15 de diciembre de 2018. Viena, Austria. LB4

[11] World Health Organization. Global report on psoriasis. 2016. Available at apps.who.int/iris/bitstream/10665/204417/1/9789241565189_eng.pdf. Accessed February 2019

[12] Ortonne J and Prinz J. Alefacept: a novel and selective biologic agent for the treatment of chronic plaque psoriasis. Eur J Dermatol 2004;14:41–5

[13] Nijsten T and Wakkee M J Invest Dermatol 2009;129(7):1601–3.

[14] National Psoriasis Foundation. Available at: psoriasis.org/about-psoriasis/related-conditions . Accessed February 2019

[15] Griffiths CEM, et al. Póster presentado en el 37th Fall Clinical Dermatology Conference. 18 a 21 de octubre de 2018. Las Vegas, US

[16] Yunusbaeva M. Psoriasis patients demonstrate HLA-Cw*06:02 allele dosagedependent T cell proliferation when treated with hair follicle-derived keratin 17 protein 2 SCiEntifiC RePorTS | (2018) 8:6098 | DOI:10.1038/s41598-018-24491-z

[17] Menter A, et al. Psoriasis and psoriatic arthritis overview. Am J Manag Care. 2016 Jun;22(8 Suppl):s216-24.

[18]National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Disorders. NIH Medline Plus 2003;12(1):20-1.

[19] US Food and Drug Administration. 2016. Available at: https://www.fda.gov/downloads/ForIndustry/UserFees/PrescriptionDrugUserFee/UCM529856.pdf. Accessed February 2019

 

 

Fuente: Berbés Asociados

Enlaces de Interes
Laboratorios:
 
Principios activos:
Adalimumab
Guselkumab
Secukinumab
Ustekinumab
 
Enfermedades:
Psoriasis
Medicamentos:
TREMFYA Sol. iny. 100 mg

Última Información