10/10/2018 | JORNADAS

La Asociación Castellano-Leonesa de Urología (ACLU) y GSK organizan una jornada regional sobre derecho sanitario en urología

Se trata de la primera reunión online organizada por la asociación urológica de Castilla y León para todos los urólogos de la Comunidad, ya sean socios o no

La Asociación Castellano-Leonesa de Urología (ACLU), en colaboración con el laboratorio farmacéutico GSK, ha organizado la primera reunión online de la sociedad para urólogos de Castilla y León bajo el lema “El derecho sanitario aplicado a la urología”, con el objetivo de poner en común temas de actualidad en el ámbito de la Urología y la profesión médica.

“La idea de programar esta jornada nace debido a la dispersión geográfica que existe en Castilla y León, por lo que el hacerla online facilita mucho las posibilidades de asistencia a la misma. Además, ha sido abierta a todos los urólogos de la Comunidad, ya sean socios de la asociación o no”, indica el doctor Mario Martín, vocal de actividades científicas de la ACLU.

Así lo explica también la presidenta de ACLU, María Fernanda Lorenzo, comentando que “los urólogos de Castilla y León gozamos de unas estrechas y buenas relaciones profesionales, como se demuestra en la participación de más del 80% de los profesionales en el Congreso Anual de la ACLU. Sin embargo, debido a la carga asistencial y a la dispersión geográfica, es muy conveniente desarrollar estas actividades para facilitar la comunicación y el acercamiento”.

De hecho, la reunión ha supuesto un notable éxito de convocatoria, ya que ha contado con un total de 45 asistentes (repartidos entre las sedes presenciales y online), lo que supone una tercera parte del total de los 121 urólogos que existen en Castilla y León. “La gestión que ha realizado tanto GSK como ACLU del evento ha resultado en un rotundo éxito, con una gran participación por parte de los urólogos y residentes de la Comunidad de Castila y León, lo que evidencia la necesidad y pertinencia de esta formación”, expone María Fernanda Lorenzo. Por ello, desde la ACLU, ven “conveniente dar continuidad a esta actividad formativa”.

Medicina legal en Urología

En la jornada se han tratado temas centrados en la medicina legal en el área urológica, en concreto, casos médicos y quirúrgicos que los urólogos se pueden encontrar en su día a día, pudiendo informarse de cómo les ampara la ley con ejemplos prácticos concretos. El objetivo principal ha sido acercar a los urólogos el manejo jurídico de este tipo de situaciones que pueden repercutir directamente en su ejercicio profesional e incluso a nivel personal. “Es conveniente conocer de primera mano y con la ayuda e información inestimable de una experta, como es María Luisa de Miguel Oñate, estas situaciones. Además, desde el punto de vista profesional, siempre resultan interesantes cuestiones relativas a derechos y deberes”, señala la presidenta de ACLU, María Fernanda Lorenzo.

De hecho, tal y como asevera el jefe de Servicio de Urología del Complejo Asistencial de Ávila, el doctor Luis Miguel Gómez, “la responsabilidad de cometer algún posible error en intervenciones quirúrgicas urológicas es del urólogo en primer caso, ya que somos los encargados de constatar que todo ha ido correcto. Pero también tenemos derecho a demostrar que ese error no ha sido tal o que no ha habido negligencia”.

Así, María Fernanda Lorenzo, asegura que “todo nuestro ejercicio profesional se encuentra en absoluta interlocución con un ejercicio amparado por la ley, lo cual es una garantía tanto para los usuarios del sistema de salud, como para defender los derechos profesionales ante peticiones injustas desde cualquier estamento o profesional”.

Además de casos prácticos en intervenciones urológicas también se han abordado otras posibles cuestiones fuera del proceso quirúrgico, como el derecho a la información del paciente, el acceso inadecuado a historias clínicas, o la confidencialidad, entre otros aspectos.

En este sentido, la presidenta de ACLU añade que “los profesionales de la Urología nos encontramos con múltiples `agresiones´ en nuestro ejercicio cotidiano, de tal manera que a veces las actividades básicas de diagnóstico y terapéutica quedan `tapadas o lejos´ del producto resultante del trabajo: solicitud por parte de los pacientes, o incluso de otros profesionales, de acciones que no hemos de hacer. Como resultado, nos podemos ver involucrados en procesos judiciales, civiles o penales, con consecuencias importantes. Por ello es necesario conocer más del asunto para saber cómo responder a esas agresiones”.

 

Fuente: Berbés Asociados

Enlaces de Interes
Laboratorios:
 
Entidades:
ACLU - Asociación Castellano-Leonesa de Urología
 

Última Información