11/06/2018 | FORMACIÓN

Los reumatólogos abogan por una gestión más clínica, transparente y basada en criterios de eficiencia real

Se ha celebrado el III Curso de Modelos de Gestión Eficiente de la Sociedad Española de Reumatología, con la colaboración de Janssen

A lo largo de estos años, los médicos han ejercido su trabajo ajenos al coste que suponían las decisiones diagnósticas y terapéuticas, mientras que los gestores, por su parte, han administrado los recursos en un contexto de gestión centrada en la equiparación de cantidad con calidad y sin considerar el coste-efectividad. “El gran reto es hacer más clínica la gestión mediante una organización horizontal, con decisiones transparentes y basadas en criterios de eficiencia. Además, los clínicos debemos interiorizar que los resultados relevantes son los que aportan valor al paciente, y que se debe tener en cuenta el coste oportunidad de las decisiones que tomamos”, según ha puesto de manifiesto la Dra.  Mónica Vázquez, jefa de Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Durante la celebración del III Curso Modelos de Gestión Eficiente de la Sociedad Española de Reumatología (SER), la especialista ha asegurado: “los médicos asignamos la mayor parte de los recursos sanitarios mediante las decisiones diagnósticas y terapéuticas que tomamos a diario, y lo hacemos en condiciones de gran incertidumbre. Por tanto, en nuestra práctica clínica nos encontramos continuamente asumiendo responsabilidades de gestión. Sin embargo, el desconocimiento actual de los resultados en salud y de los costes reales de nuestras intervenciones hace muy difícil que podamos saber si estamos trabajando de forma eficiente”.

A juicio de la Dra. Vázquez, “más que gestores, los médicos deben ser responsables y esforzarse por maximizar la calidad científico-técnica con espíritu crítico y dirigir las decisiones hacia la obtención de aquellos resultados que sean realmente relevantes para los pacientes”. En este sentido, definir y medir los resultados más relevantes en salud, así como los costes que estos generan tanto para el sistema sanitario como para el paciente, es clave.

Protección de datos

Durante el curso también se ha analizado el tema de la protección de datos, teniendo en cuenta que “la información es muy valiosa en la sociedad actual y el sector de la salud está en el punto de mira de los ciberdelincuentes”, según ha señalado Pablo Vigueras, jefe de Servicio de Asesoría Jurídica del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca.  Actualmente, ha advertido “existe una gran facilidad en el acceso de los datos y un bajo control de los mismos. En ocasiones, se utilizan para fines ajenos a la asistencia sanitaria y hay importantes intereses comerciales sobre ellos”.

En este ámbito hay ciertos aspectos que se siguen haciendo mal como no pedir el documento nacional de identidad a los pacientes junto con la tarjeta sanitaria, remitir documentación con datos de salud inadecuadamente durante los trámites de derivaciones de pacientes, o no asegurar debidamente la confidencialidad de los datos, entre otros. Además, -ha puntualizado el especialista- “se debería evitar informar a terceros sobre la salud de los pacientes salvo que estos lo hayan consentido; no se debería enviar información con datos de salud por correo electrónico o por cualquier red pública o inalámbrica de comunicación electrónica, en estos casos habría que cifrar los datos; tampoco habría que tirar documentos con datos personales a la papelera y no se debería dejar historias clínicas a la vista sin supervisión”.

Un curso que aborda temas más técnicos de la gestión

En esta tercera edición del Curso Modelos de Gestión Eficiente, que cuenta con la colaboración de Janssen, se han abordado aspectos más técnicos de la gestión, como los acuerdos de gestión de las Unidades de Reumatología con los hospitales, temas de recursos humanos y modelos de asistencia basada en resultados en salud.

 

“Cualquier acto médico realizado en una consulta constituye una manera de gestión clínica, el tema está en la concienciación, así como en adquirir conocimientos de esta parte de nuestra actividad. En los últimos años estamos siendo más conscientes de esta necesidad, probablemente motivados por aspectos más ‘económicos’ de la gestión de fármacos y aprovechando esta coyuntura se está ampliando a un mejor conocimiento de la gestión de unidades asistenciales”, según ha afirmado el Dr. Carlos Marras, jefe de Servicio de Reumatología del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca y uno de los coordinadores del curso, junto con los Dres. Joan Miquel Nolla, Txaro García de Vicuña y José Pérez Venegas.

Actualmente, -ha añadido el especialista- la gestión asistencial está cambiando el paradigma de evaluación de los resultados de un modelo tradicional que evalúa datos puros relacionados con la asistencia, a otro que valora resultados en salud más centrados en lo que le interesa al paciente y que va a evaluar más la calidad de las actuaciones médicas. En su opinión, “este modelo es una gran oportunidad para los reumatólogos ya acostumbrados a trabajar con criterios de calidad, aunque con la dificultad de medir bien lo que se hace”.

 

De izq a dcha: Dr. Carlos Marras, Dr. José Pérez Venegas, Dra. Txaro García de Vicuña y Dr. Joan Miquel Nolla.

Fuente: Sociedad Española de Reumatología (SER)

Enlaces de Interes
Laboratorios:
 
Entidades:
Ser - Sociedad Española de Reumatología
 

Última Información