16/05/2018 | JORNADAS

Una escucha activa y una comunicación adaptada al paciente son claves para alcanzar mejores resultados en salud, según los expertos

Alcon, líder mundial en el cuidado de la visión ocular, ha organizado el encuentro Horizonte Alcon 20/20 en el que ha reunido a más de 200 expertos en oftalmología de España para debatir los retos de futuro en la oftalmología

¿Qué factores influyen en la toma de decisiones de los pacientes? ¿Cuáles son las necesidades comunicativas de las nuevas generaciones? Estas son algunas de las preguntas que se han planteado en el marco del encuentro Horizonte Alcon 20/20, celebrado en Madrid y organizado por Alcon, líder mundial en el cuidado de la visión.

Un encuentro dirigido a profesionales oftalmólogos en el que, además de analizar las últimas innovaciones en el tratamiento de patologías oculares como el glaucoma y las enfermedades retinianas y de cristalino, también se ha abordado la importancia de la comunicación médico-paciente.

En palabras de Ana Isabel Gómez, directora general de Alcon España y Portugal, “con esta primera edición de Horizonte Alcon 20/20 nuestro objetivo ha sido ofrecer un espacio para el diálogo y el intercambio de conocimiento tanto en el ámbito de patologías como en lo que se refiere al aspecto más emocional de la profesión. Como compañía líder en el cuidado de la visión, en Alcon tenemos el compromiso de trabajar al lado de los profesionales de la oftalmología y acompañarles y apoyarles en los diferentes aspectos de su labor”.   

Para ello, se ha contado con la participación de los expertos Carles Torrecilla, doctor en Comercialización e Investigación de Mercados y profesor titular en ESADE Business School, y Norbert Monfort, colaborador académico de la misma escuela de negocios y director de Monfort Ambient Management.

Ambos expertos han coincidido en señalar la necesidad de fomentar la escucha activa por parte del profesional médico y de una comunicación que se adapte a las diferentes personalidades y necesidades de los pacientes. “Debemos ser muy flexibles a la hora de trabajar, adaptar el mensaje a cada uno de los pacientes, en especial a las nuevas generaciones que tienen una actitud diferente ante el médico”, destaca Monfort.

Sin embargo, advierte este mismo experto que no hay que caer en el error de categorizar a las personas solo por “clústeres” generacionales sino por tipología de persona. “Cada generación cuenta con cuatro tipologías de personas: las orientadas a la metodología, que quieren entender el proceso; las orientadas a objetivos, que precisan consultas rápidas y concretas; las que buscan un trato cercano con el médico; y por último las orientadas a la innovación”, ha indicado. Así, es fundamental que el profesional de la salud sea capaz de identificar a cada paciente para adaptar su discurso y trato, lo que permitirá establecer una relación de confianza a fin de alcanzar un buen seguimiento y obtener los mejores resultados en salud.

Coincide con él, el profesor Torrecilla, quien añade que cada paciente tiene “sus miedos, sus motivaciones y sus objetivos, por lo que el médico ha de ser capaz de interesarse también por estos aspectos”. En este sentido, destaca que es esencial que los especialistas tomen conciencia de la necesidad de detectar estos aspectos para ser capaces de dar una respuesta adecuada en cada momento.

Los mismos expertos defienden que los nuevos entornos digitales pueden suponer una oportunidad en la relación médico-paciente. En este sentido, Monfort no descarta que en el caso de aquellos pacientes que sean más receptivos con los nuevos canales sociales “puedan incluso realizarse seguimientos en línea sin necesidad de acudir a la consulta”.

Por otro lado, ante los riesgos de una excesiva búsqueda de información online sobre sus síntomas y tratamiento, Torrecilla precisa que, en muchas ocasiones, se debe a que el paciente  “no percibe esa relación de confianza con el médico y busca fuentes alternativas de referencia en internet”.

 

Fuente: Tinkle

Enlaces de Interes
Laboratorios:
 

Última Información