BUDESONIDA ALDO-UNION Susp. para inhal. en envase a presión 50 mcg/puls   





Alertas por composición:
Pincha para ver detalles Lactancia
Budesónida inhalatoria

Compatible

La budesonida se excreta en la leche materna. Sin embargo, a dosis terapéuticas de la budesonida no se espera efectos en el lactante. La budesonida puede ser empleada durante la lactancia. El tratamiento de mantenimiento con budesonida inhalada (200 ó 400 microgramos dos veces al día) en mujeres asmáticas en lactancia conlleva una exposición sistémica insignificante a la budesonida en los lactantes. En un estudio farmacocinético, la dosis diaria estimada en un lactante fue de 0.3% de la dosis diaria materna para ambos niveles de dosis, y la concentración plasmática promedia en lactantes se estimó que fue una 1/600 parte de las concentraciones observadas en el plasma materno, asumiendo una biodisponibilidad oral total en el lactante. Las concentraciones de budesonida en las muestras plasmáticas del lactante fueron todas inferiores al límite de cuantificación. En base a estos datos sobre budesonida inhalada y al hecho que la budesonida exhibe unas propiedades farmacocinéticas lineales dentro los intervalos de dosis terapéuticos tras administraciones nasales, inhaladas, orales y rectales, a dosis terapéuticas de budesonida la exposición al lactante se estima será baja.

Pincha para ver detalles Embarazo

Categoria

Estudios en animales no han revelado daño fetal, sin embargo no hay estudios bien controlados en mujeres embarazadas. O bien, estudios en animales han mostrado efectos adversos fetales, pero estudios en mujeres embarazadas no han mostrado riesgo fetal. Sólo debe utilizarse en el embarazo si es claramente necesario.

Budesónida inhalatoria

Los resultados de un extenso estudio epidemiológico prospectivo y de una amplia experiencia post-autorización indican que la budesonida inhalada durante el embarazo no tiene efectos adversos en la salud del feto y del recién nacido. En estudios con animales, se ha observado que los glucoesteroides inducen malformaciones. A las dosis recomendadas, no es probable que esto sea relevante en humanos. Los estudios realizados en animales también han identificado el exceso de glucocorticoides en el periodo prenatal con un aumento del riesgo de retraso del crecimiento intrauterino, enfermedades cardiovasculares en adultos y cambios permanentes en la densidad de los receptores de glucocorticodes, producción de los neurotransmisores y en el comportamiento, con exposiciones a dosis inferiores al rango de dosis con efectos teratogénicos. Como con otros medicamentos la administración de budesonida durante el embarazo requiere que los beneficios en la madre sean sopesados frente a los riesgos para el feto.

Pincha para ver detalles